fbpx

Eliminación de la Mutilación Genital Femenina, una razón por la que luchan las mujeres africanas

Voces disidentes se levantanVoces disidentes se levantan

Las mujeres luchan constantemente y duramente contra el sistema opresor, patriarcal y capitalista. Sin demora luchan las mujeres de allá y de acá. En el día a día, luchan por el sustento, por estudiar, por mantener una familia, por profesionalizarse. Y una de las tantas razones por las que luchan las mujeres africanas, es por la eliminación de la Mutilación Genital Femenina (MGF). 

A partir del 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas exhortó a los Estados y pueblos del mundo a luchar contra la eliminación de la MGF, ya que a nivel mundial existen más de 200 millones de mujeres y niñas mutiladas, de las cuales 1/3 de la población femenina africana la ha sufrido, es decir, hay 92 millones de mujeres y niñas de más de 10 años mutiladas. De tal forma, se considera a África como el continente que proporcionalmente tiene una práctica elevada, luego están algunos países de Medio Oriente y Asia. Cada seis minutos una niña es mutilada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la MGF, literalmente como una “violación de los derechos humanos de las mujeres y las niñas”. Asimismo, la Unión Africana (UA) tiene contemplado impulsar esfuerzos para erradicar esta práctica, tal como lo esboza en la Agenda 2063, en su párrafo 51: 

"Todas las formas de violencia y discriminación de género (social, económica, política) contra las mujeres y las niñas serán eliminadas, y si es así, podrán disfrutar plenamente de todos sus derechos humanos. Todas las prácticas sociales nocivas (incluida la mutilación genital femenina (MGF) y el matrimonio precoz) han terminado y los obstáculos encontrados en la salud y la educación para las mujeres y las niñas serán eliminados." 

 

El mapa de la MGF es alarmante y ofrece una amplia información de la prevalencia de este flagelo, que está en la agenda de lucha de las mujeres en el continente madre. 

Pero, ¿Qué es la MGF?. Son todos los procedimientos quirúrgicos que exigen la eliminación parcial o total de los genitales externos u otras lesiones de los órganos genitales femeninos por razones culturales o no terapéuticas. Lo común de estos procedimientos se hacen con una hoja de afeitar, un cuchillo afilado, un simple trozo de vidrio roto o a veces una aguja e hilo, en la mayoría de los casos en condiciones inapropiadas. Quienes se encargan de esta práctica en su mayoría son las matronas, las madres de las niñas o mujeres curanderas, aunque hay cierto personal de salud que está haciendo esta práctica, y en consecuencia, se ha venido medicalizando. 

De la MGF se conocen 4 tipos: Critoridectomía (resección parcial o total del clítoris o solo del prepucio, Excisión (resección parcial o total del clítoris y los labios menores con o sin escisión de los labios mayores), Infibulación (estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, es la forma más severa de todas, y otros (demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos) .  Se ha identificado como un problema social y de salud porque en primer lugar implica la resección y daño del tejido genital femenino normal y sano, interfiriendo con la función natural del organismo femenino, causando traumas sicológicos y fisiológicos a la niña o mujer.

Se estima que su práctica apareció en Egipto hace cuatro mil años y se extendió por diversas sociedades en África, pero no hay pruebas definitivas de ello. Además, no está vinculada a ninguna religión, pero se tiene que se lleva a cabo únicamente en la mitad de las comunidades musulmanas del mundo como también en grupos no musulmanes, como los cristianos coptos de Etiopía y Sudán. En referencia a ello, hay que agregar que su práctica remite a las cuestiones de identidad y culturales, que refiere a las tradiciones de una comunidad étnicamente determinada.  

Dentro de las polémicas generadas por esta práctica, encontramos las que están a favor de MGF, las cuales argumentan razones psicosexuales y reproductivas (fundamentadas en que a partir de esa práctica se controla mejor la sexualidad de la mujer, se mitiga su deseo sexual, contribuye a aumentar el placer sexual del hombre, facilitan el parto e incluso aumentan la fertilidad), razones de higiene y estética (vinculadas con la purificación y la limpieza),  razones de Mitos antiguos (se cree que el clítoris es el hogar de un espíritu maligno o el lado masculino de la mujer), y, finalmente, razones socioculturales (son las que más explicaciones aportan porque es un elemento importante de su identidad cultural y sexual, asociado con la entrada en la edad adulta, que viene acompañado de atenciones especiales de la comunidad a la que pertenecen,  existe una presión social que determina si puede o no encontrar marido o contar o no con la protección comunitaria hacia ellas). 

La argumentación de las detractoras de la Mutilación Genital Femenina se sustenta en que se trata de una profunda desigualdad entre sexos que discrimina a la mujer. Su práctica ha causado hemorragias e infecciones y complican el parto o puede generar la infertilidad, aumentan la tasa de mortalidad neonatal y son el origen de diversos problemas sexuales, como la reducción del placer y el dolor durante la penetración. Se entiende así, que su práctica ha derivado en problemas sociales y de salud pública.

En la actualidad, las Naciones Unidas a través de sus agencias, FNUAP y UNICEF desarrollan el Programa Conjunto sobre la mutilación/ablación genital femenina para frenar la prevalencia de este flagelo en 16 países africanos (Burkina Faso, Yibuti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Kenia, Malí, Mauritania, Nigeria, Senegal, Somalia, Sudán y Uganda). Este año 2017, finaliza la segunda fase de ejecución del programa que inició en el 2013 y busca conseguir un descenso del 40% en la prevalencia de esta práctica entre las niñas menores de 14 años en al menos cinco países, y que a finales de 2017 al menos un país haya declarado su total eliminación. 

De los países africanos que han desarrollado legislaciones nacionales para incidir en la prohibición de esta práctica, encontramos: Guinea (1965), República Centroafricana (1966), Ghana (1997), Yibuti (1995), Burkina Faso (1996), Costa de Marfil (1998), Tanzania (1998), Togo (1998), Nigeria (1999-2002-2015) Senegal (1999), Kenia (2001-2011), Benín (2003), Níger (2003), Chad (2003), Etiopía (2004), Mauritania (2005), Eritrea (2007), Egipto (2008), Sudan (2008), Uganda (2010), Guinea Bissau (2011), Somalia (2012), Sierra Leona (2015) y Gambia (2015) .

La mutilación genital femenina es considerada a nivel internacional una violación de los derechos humanos y de los derechos de las niñas. Su práctica ha venido mermando en los países africanos, a pesar de las resistencias encontradas en ciertas comunidades locales, ya que no aceptan los cuestionamientos de las organizaciones y agencias internacionales respecto al tema, esgrimiendo que vulneran sus tradiciones e  identidades culturales. Sin embargo, el nivel de conciencia es cada vez mayor, y las campañas realizadas por las mismas mujeres africanas, en contra de la mutilación genital femenina, va teniendo cada vez un mayor un pacto. Ni una más!

 

Yasmin Corrales

Profa. Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños

 


Tags:
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela