Somos negros y estamos orgullosos de serlo

 La imagen de la protesta de Tomie Smith y Jhon Carlos en México 68 habló por los millones de estadounidenses que todavía hoy sufren la segregaciónLa imagen de la protesta de Tomie Smith y Jhon Carlos en México 68 habló por los millones de estadounidenses que todavía hoy sufren la segregación

Las palabras de Tomie Smith, campeón olímpico de México-68, cobran vida hoy entre los manifestantes que protestan por el asesinato de George Floyd

«Si gano, soy americano, no afroamericano. Pero si hago algo mal, entonces dicen que soy negro. Somos negros y estamos orgullosos de serlo... la América negra entenderá lo que hicimos esta noche».

Después de ganar la medalla de oro en la carrera de 200 metros en los Juegos Olímpicos de México-68, con récord de 19.83 segundos, Tomie Smith, junto a su compañero John Carlos, bronce en la misma distancia tras registrar 20.10, fueron expulsados de la delegación estadounidense y de la Villa del clásico.

¿Cuál fue el motivo? Durante la ceremonia de premiación, bajaron sus cabezas, cerraron los ojos y elevaron al cielo una mano enfundada en guantes negros, en señal de protesta por la segregación racial en Estados Unidos.

El blanco Avery Brundage, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional, consideró el gesto como una intrusión política, y pidió la expulsión de los dos velocistas.

Sin embargo, cuando Brundage asistió a los Juegos de Berlín-1936, en calidad de titular del Comité Olímpico de Estados Unidos, no hizo objeción alguna al saludo nazi, mientras en Alemania no pocos se ofendieron por las cuatro medallas de oro ganadas, en seis días de competencias, por el negro Jesse Owens (100, 200 metros, relevo 4x100 y salto de longitud), a quien el presidente de turno en Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, no recibió en la Casa Blanca.

EL MUNDO CONTRA EL RACISMO

Junto al renacer de las protestas en distintas ciudades de Estados Unidos por el asesinato de George Floyd, mujeres y hombres de reconocido prestigio en el ámbito deportivo internacional, han unido sus voces para clamar por el fin de la injusticia, la desigualdad y la brutalidad policial que van en incremento en aquel país.

Los futbolistas estrellas Leonel Messi, Kylian Mbappe, Marcus Thuram, Neymar, Zinedine Zidane, el mítico Pelé, junto al club inglés Liverpool; el exvelocista Usain Bolt, los tenistas Serena William, Naomi Osaka y Yannik Noah apoyan hoy a la comunidad afroamericana.

Los baloncestistas LeBron James, Stephen Curry, Pau Gasol, Karl-Anthony Towrs, Jaylen Brown y Michael Jordan; el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick –a quien Donald Trump llamó, en 2017, «hijo de p...» por arrodillarse para escuchar el himno nacional en protesta contra la segregación racial– son algunos de los que han encabezado los reclamos y, especialmente James y Kaepernik, afirmaron estar dispuestos a ayudar a los detenidos en las protestas, pagándoles abogados defensores. 

James subió a su cuenta de Instagram una foto vistiendo un pulover negro, que en el pecho dice: «I can´t breathe» (no puedo respirar). La indignación contra la barbarie en Estados Unidos ha tenido anteriormente episodios protagonizados por los baloncestistas de la nba.

El domingo 17 de septiembre de 2017, cuando LeBron James jugó un partido calzando una zapatilla blanca y otra negra, cada una con la palabra «igualdad» grabada en la parte posterior, reafirmaba su acción con estas palabras: «La igualdad consiste en entender nuestros derechos, en entender por qué estamos aquí y lo fuerte que somos como hombres y mujeres negros, blancos o hispanos. La raza no juega ningún papel». Y a manera de conclusión le ofreció a Trump su apreciación personal: «Ir a la Casa Blanca era un gran honor, hasta que tú llegaste».

Han sido notabilísimas las desavenencias entre el magnate presidente y los deportistas de su país, todas nacidas del descrédito de su administración, defensora a ultranza de la supremacía blanca. La negativa de peloteros o baloncestistas como Stephen Curry para visitar la Casa Blanca ha sido una de las maneras en que los atletas estadounidenses han mostrado su apoyo a los segregados.

Cuántas historias de vejámenes similares pudieran citarse, precisamente hoy, cuando deportistas del mundo reclaman justicia ante el asesinato de George Floyd.


Fuente y autor: Granma/Alfonso Nacianceno
Publicado por: AISUR

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela