fbpx

La 'bomba' de tierras raras, una de las potentes armas de China en su guerra contra EEUU

tierras rarastierras rarasPekín está preparando una nueva arma que podría usar en su guerra comercial contra Washington. En particular, el país asiático podría restringir las exportaciones de tierras raras a EEUU. ¿Por qué en la Casa Blanca deben temer esta decisión y qué son las tierras raras?

Hoy en día las tierras raras son componentes necesarios para la producción de 'smartphones', pantallas, acumuladores, láseres, radares y otros productos de origen militar y civil. Varios medios de comunicación informaron que Pekín podría restringir las exportaciones de estos metales a EEUU para influir en el país norteamericano en la actual guerra comercial. 

Venganza por la escalada de la guerra comercial

El portavoz del ministerio de Comercio de China, Gao Feng, señaló que es inaceptable que los países que utilizan las tierras raras chinas para producir sus bienes puedan anular al país asiático. Si bien el alto funcionario no precisó a que países se refería, actualmente es un hecho conocido que EEUU importa un 80% de las tierras raras precisamente de China.

Los rumores acerca de la imposición de posibles restricciones a los suministros de tierras raras no son infundadas. El presidente chino, Xi Jinping, visitó la planta de la empresa JL MAG Rare-Earth especializada en la producción de estos metales varias horas después de que la Administración Trump prohibiera a los negocios estadounidenses cooperar con el gigante chino Huawei.

Esta visita "envía una señal de advertencia a EEUU de que China podría usar las tierras raras para vengarse de Washington por el endurecimiento de la guerra comercial", enfatizó a Bloomberg el analista de la empresa Pacific Securities, Yang Kunhe.

El mayor problema

Las tierras raras engloban a 17 elementos químicos: escandio, itrio y 15 elementos del grupo de los lantánidos (como lantano, cerio, neodimio y otros). El periodista ruso Maxim Rúbchenko destaca que no todos estos elementos químicos se encuentran de manera rara en la naturaleza. Así la corteza terrestre contiene más cerio, que plomo.

"El mayor problema consiste en que las tierras raras no tienen sus propias menas, es decir, forman parte de la menas de otros metales. Su concentración allí puede ser irrisoria. Queda claro por qué muchos de estos metales valen más que el oro especialmente si se toma en cuenta la semejanza de sus propiedades físicas y químicas", recuerda el periodista en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

Las tierras raras son necesarias para casi todos los productos de alta tecnología: microcircuitos, acumuladores, pantallas táctiles y gafas de visión nocturna.

"Es decir las industrias clave de muchas economías dependen actualmente de los suministros de tierras raras. Por ello, la demanda de estos metales crece rápidamente", recalca Rúbchenko.

El milagro de China

Las tierras raras ayudaron a China a crear casi desde cero su industria electrónica y entrar en la lista de líderes  mundiales en la producción de portátiles y 'smartphones'. Estos metales es uno de los principales factores del "milagro económico de China", opina el periodista ruso.

"Oriente Medio tiene petróleo, pero China posee tierras raras", declaró una vez en 1992 el político chino Deng Xiaoping.

Rúbchenko recuerda como en 2010 China anunció haber reducido sus exportaciones de las tierras raras.  A los consumidores que habían caído en la dependencia de los metales chinos, Pekín propuso trasladar su producción en China.

"Como resultado los chinos obtuvieron acceso a las tecnologías modernas occidentales y pudieron crear Huawei, Xiaomi, ZTE y muchas otras empresas, conocidas ahora en todo el mundo", explicó.

¿Qué ganará Rusia de la posible jugada de China?

No es sorprendente que los precios de las tierras raras han aumentado un 30% desde la escalada de disputas comerciales entre Washington y Pekín, considera Rúbchenko.

"Sin embargo, es un mal menor en comparación con la catástrofe que será inevitable en caso de que Pekín decida prohibir las exportaciones de estos metales. (…) Claro está que China no es el único fabricante de las tierras raras y próximamente EEUU podrá ponerse a buscar las fuentes alternativas de suministros", señala.

Esta es la razón por la que Rusia puede beneficiarse de la escalada de tensión entre China y EEUU y obtener una buena oportunidad para convertirse en "uno de los jugadores más influentes" en el mercado de tierras raras. Sin embargo, a causa de la reducción de la oferta china sus precios crecerán considerablemente y su compra se hará imposible para muchas empresas de EEUU, concluye el periodista.

 ¿Qué son las tierras raras?

Las tierras raras son una serie de elementos químicos que se encuentran en la corteza terrestre y que son vitales para muchas tecnologías modernas, como electrónica de consumo, computadoras y redes, comunicaciones, energía limpia, transporte avanzado, atención médica, mitigación ambiental, defensa nacional y muchas otras.

Debido a sus propiedades magnéticas, luminiscentes y electroquímicas únicas, estos elementos ayudan a que muchas tecnologías rindan con peso reducido, emisiones reducidas y consumo de energía; o darles una mayor eficiencia, rendimiento, miniaturización, velocidad, durabilidad y estabilidad térmica.

Los productos y tecnologías de tierras raras ayudan a impulsar el crecimiento económico global, mantener altos estándares de vida e incluso salvar vidas.

El término “tierras raras” se utilizó por primera vez a finales del Siglo XVIII y principios del XIX, para referirse a Minerales que contienen elementos de tierras raras y y algunos otros metales, cuyos depósitos conocidos eran raros, solo posteriormente se asoció el nombre «elementos de tierras raras» (REE) únicamente al conjunto específico de elementos que denota hoy.

De hecho, en términos de su abundancia en la corteza terrestre, los REE no son particularmente raros. En promedio, como proporción de la corteza continental de la Tierra, el Cerio (Ce) es el más abundante, con 43 partes por millón (ppm), seguido por el lantano (20 ppm) y el neodimio (Nd, 20 ppm). El REE más raro es el tulio (Tm, 0.28 ppm), excepto el prometio (Pm) que está prácticamente ausente, ya que es radioactivo con una vida media corta. El itrio se produce a 19 ppm. Por lo tanto, sus abundancias generales no son diferentes de muchos otros elementos importantes como el litio (17 ppm), el germanio (1.3 ppm), el cobre (27 ppm), el estaño (1.7 ppm) y el uranio (1.3 ppm).

Hay 17 elementos que se consideran elementos de tierras raras: 15 elementos en la serie de lantánidos y dos elementos adicionales que comparten propiedades químicas similares.

China productor número 1, África el número 2

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, a partir de 2000, China producía más del 90% de la demanda mundial de metales de tierras raras. Sus minerales son ricos en itrio, lantano y neodimio.

En agosto de 2010, los temores persistentes sobre el dominio chino de los suministros cruciales de tierras raras pusieron los ojos del mundo cuando China restringió las cuotas de exportación de los metales sin explicación oficial, lo que de inmediato desencadenó un debate sobre la descentralización de la producción mundial de tierras raras.

China tiene la mayoría de las reservas de tierras raras del mundo con alrededor del 36%, las naciones de la Commonwealth rusa tienen el 19% (la Comunidad de Estados Independientes, naciones post-soviéticas), los Estados Unidos tienen el 13% y Australia el 5% de las tierras raras reservas [1]. China tiene algunas de las concentraciones más importantes de tierras raras en el mundo, incluida la mina Bayan Obo en Mongolia Interior. La exposición muestra el aumento en la producción del resto del mundo a medida que aumenta la competencia por la extracción y el suministro de óxido de tierras raras (REO).

Si bien China extrae la mayoría de las tierras raras en el mundo, el país solo posee alrededor de un tercio de la reserva restante y es menos dominante en la extracción de otros minerales críticos. China solo produce el 7 por ciento del litio mundial, con solo el 20 por ciento de las reservas recuperables. Beijing también tiene menos dominio sobre la producción de cobalto, que es más raro. Aproximadamente el 60 por ciento de todo el cobalto se extrae en la República Democrática del Congo, que posee la mitad de las reservas económicamente recuperables a nivel mundial. Del mismo modo, los países del sur y este de África ofrecen uno de los mayores potenciales para la extracción de tierras raras. A diferencia de los EE. UU., China tiene menos escrúpulos para invertir en estas minas, donde se ha identificado la trata de personas y el trabajo infantil.

Perspectivas

Se espera que la demanda mundial de automóviles, electrónica de consumo, iluminación de bajo consumo y catalizadores aumente rápidamente durante la próxima década. Se espera que la demanda de imanes de tierras raras aumente, al igual que la demanda de baterías recargables. Se espera que los nuevos desarrollos en tecnología médica aumenten el uso de los láseres quirúrgicos, la resonancia magnética y los detectores de centelleo por tomografía por emisión de positrones


Fuentes: Spunitk: Mineriaenlinea.com

Observatorio de Medios del Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños

 


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela