fbpx

África, el continente del siglo XXI (si le dejan)

Ciudad del CaboCiudad del Cabo

En 2050, más de 1.300 millones de personas poblarán el continente africano, el 35% de la población mundial. También posee el 35% de las reservas minerales mundiales. Riqueza material y demográfica que son explotadas por grandes y empresas y países que ocupan hoy en día el lugar que dejaron las antiguas potencias coloniales, llevando a cabo un nuevo modelo de colonización.

África cuenta con un pasado inacabado, con un presente que, tratando de encaminarse hacia la excelencia, no llega a ser perfecto, y con un futuro que se conjuga en condicional por los muchos factores externos que la perturban.

Los medios de comunicación internacionales se esfuerzan en presentar al continente como un generador de conflictos, de amenazas, de retos, de inseguridades, de pandemias, de migraciones y de terrorismo generalizado, pero es mucho más; es un continente que se esfuerza por encontrar el sitio que le corresponde en el contexto internacional y en sus organismos representativos.

Una potencia explotada

Un continente de más de 30 millones de kilómetros cuadrados de extensión, conformado por 54 países diferentes, con 54 Gobiernos de diferentes colores, cuyos límites fronterizos fueron trazados por las diferentes potencias colonizadoras atendiendo casi siempre, como elementos de referencia, a intereses económicos.

El tratado de Berlín de 1885, auspiciado por Francia y Reino Unido para fijar la expansión colonial y su reparto en África (tan solo Liberia y Etiopia, bajo protección de Estados Unidos, conservaron su derecho a preservar su independencia), dio paso a una colonización que duró, como término general, más de 50 años. Esto es tanto como decir que hasta bien entrado el siglo XX el continente no fue dueño de su propio destino. Tampoco las sucesivas, tuteladas y lentas, en ocasiones sangrientas, descolonizaciones, les otorgaron la libertad de acción necesaria para enfrentarse a un futuro que luchaba entre el mantenimiento de sus costumbres y la modernidad mal entendida.

La cautela respecto a Europa está llevando a los africanos a conformar alianzas con otros actores, basadas en motivaciones económicas, que les están volviendo a sangrar sus riquezas

La existencia de una cautela, si no animadversión, por lo que supone y ha supuesto Europa para los africanos, les está llevando a conformar otro tipo de alianzas, todas basadas en motivaciones económicas, y que les están volviendo a sangrar sus todavía riquezas extractivas.

África cuenta, a día de hoy, con el 35% de las reservas minerales del mundo, más del 40% de las reservas de oro, el 55% de las de cobalto, el 92% de las de platino, además de las petrolíferas que se incrementan cada día con nuevos descubrimientos. Con estos datos, existen pocas razones objetivas para no ser optimistas, siempre y cuando no se permita cumplir lo que escribía Naomi Klein: "África es pobre porque los inversionistas y sus acreedores son inmensamente ricos".

A  cambio reciben dádivas, en forma de apoyos financieros, que no generan riqueza y que retornan al país donante en forma de venta de sus productos a bajo coste y de calidad dudosa. En definitiva; otro modelo de colonización, la del siglo XXI, pero más peligrosa que la anterior, la europea, por los adelantos industriales que hoy en día se manejan. En definitiva; lo correcto es la cooperación y no, nuevamente, a la sumisión indeseable.

Inestabilidad regional

Los Estados africanos precisan estabilizar zonas en conflicto (arco de inestabilidad del SAHEL desde el Golfo de Guinea hasta el Cuerno de África fundamentalmente), agilizar sus administraciones y formar Gobiernos estables, atajar la corrupción y fijar sus propios modelos de crecimiento económico.

El despliegue de fuerzas armadas multinacionales y nacionales de países foráneos, casi siempre atendiendo a intereses de los países que las aportan, debería, si se desea mantener la necesaria independencia, cambiarse hacia componentes de países africanos bajo la jurisdicción de la Unión Africana.    

Para el año 2050 la mitad del incremento de la población del mundo se generará en África. Su población alcanzará los 1.300 millones de habitantes

Los países africanos no creen demasiado en las organizaciones supranacionales impuestas, como la Corte Penal Internacional (solo ratificada por 34 países africanos) y que poco o nada contaron, para su gestación, con África,  aunque la Unión Europea es una referencia para ellos.

La Unión Africana precisa de un desarrollo más ágil y rápido, que aglutine a todos los países africanos, que genere confianza entre ellos, que defienda sus intereses en la arena internacional, que sea capaz de dirimir conflictos internos, marcándose hitos creíbles a corto, medio y largo plazo, obviando objetivos como el pasaporte único africano que, si bien es deseable, no es posible en este momento por las grandes diferencias existentes entre países. Sin embargo, es la mejor referencia de unidad entre países una vez fracasadas, de hecho, otras de carácter regional como la UMA (Unión del MAGREB Árabe entre Mauritania, Marruecos, Argelia, Libia y Túnez).

En cuanto al capital humano, está previsto que para el año 2050 la mitad del incremento de la población del mundo se genere en África, aumentando su población en más de 1.300 millones, de los que el 30% tendrá menos de 14 años; uno de cada cuatro habitantes del mundo será africano y el 35% de la población del mundo vivirá en el continente; tendrán  que gestionar esta superpoblación concentrada.

En definitiva, África tiene que superar esa discriminación básica contra el pueblo africano que decía Boutros Ghali y que Nelson Mandela recogía muy bien en una de sus frases memorables: "Sueño con un África que esté en paz consigo misma".


Fuente: www.bez.es
Observatorio de Medios del Centro de saberes Africanos, Americano y Caribeños

Tags:
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela