fbpx

Chile: Septiembre mes de las grandes contradicciones

Homenaje  a  Salvador Allende  Homenaje a Salvador Allende

*Autor: Marcel Roo

Chile: Septiembre mes de la grandes contradicciones

Septiembre es para los chilenos el mes de las grandes contradicciones. El 4 se celebra con gran emoción el día en que por primera vez el pueblo llegó al poder con Salvador Allende, el 11 se llora de dolor y tristeza al conmemorarse un año más del golpe que derrocó al gobierno popular y el 18 se desbordan las emociones: el torturador abraza al torturado, el momio baila con el “upeliento” y las canciones le cantan a la Patria. 

Luego todo vuelve a la normalidad: los ultramillonarios siguen dominando el poder y a los pobres, mientras éstos regresan a las callampas a sentir de nuevo en carne propia las injusticias de un gobierno que nunca dejó de ser pinochetista.

Es el drama de un pueblo que nos duele en el alma. Ese mismo que una vez iluminó al mundo cuando abrió la posibilidad de hacer la revolución hacia el socialismo en democracia plena y libertad absoluta. 

Quienes fuimos testigos de esa maravillosa experiencia que fue el gobierno de la Unidad Popular con Salvador Allende al frente, en medio de sus grandes debates pero con la absoluta certeza de abrir una brecha libertaria en el país y el resto de la América sojuzgada, compartimos siempre en el septiembre contradictorio las alegrías, los dolores y las esperanzas de ese pueblo que se sembró en nuestros corazones.

Por eso no podemos quedarnos callados, sobre todo ahora cuando en nuestro propio terruño, Venezuela, intentamos lo mismo que Allende y sufrimos, al igual que el Chile de los años 70, la furia imperialista que no tolera la rebelión dentro de lo que cree su “patio trasero”.

Ayer fueron Kissinger y Nixon quienes prohijaron todo tipo de conspiraciones contra la Unidad Popular porque, al decir del entonces Secretario de Estado, “Allende era más peligroso que Fidel Castro” y su ejemplo podría contaminar al resto de América Latina. 

Hoy son Trump y sus peleles como Piñera y otros gobernantes sumisos quienes desarrollan todo tipo de agresiones contra Venezuela, bajo el argumento de que   Maduro y los chavistas son tan o más peligrosos que aquel patriota chileno al cual el pueblo llamaba Chicho.

Este país suramericano está sometido a las más crueles agresiones imperialistas: se bloquea a la nación, se le roban los recursos colocados en el exterior necesarios para la compra de medicamentos, se decomisa de manera ilegal la refinería Citgo propiedad de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y se hace lo mismo con la empresa Monomeros situada en Colombia, además se impide la llegada de barcos de países amigos con combustible y medicinas. En fin, se cumple el guión de lo dicho sin pudor alguno por el ex embajador estadounidense en Caracas William Brownfield: “hay que generar el colapso total, así sufra el pueblo por muchos años”.

Simplemente es el accionar en contra de Venezuela por parte del imperialismo y sus lacayos, entre los cuales, además del presidente chileno, figuran Iván Duque -el títere de Álvaro Uribe que gobierna Colombia-, y el desbocado orate de Brasil Jair Bolsonaro. Ellos repiten lo que Nixon y sus sirvientes hicieron contra Chile. 

Ayer creyeron que al acabar con la Unidad Popular y sus dirigentes estaban “extirpando el cáncer marxista” como decía el traidor Pinochet. Pero se equivocaron totalmente. Impusieron el miedo, pero no convencieron; crearon el terror pero no lograron borrar la memoria. Hoy, a 47 años de distancia, la figura y, lo que es más importante, el mensaje con la voz e imagen de Allende recorren no solo la geografía del largo Chile sino también del “ancho mundo y ajeno” al que le cantó el poeta.

Hoy la juventud, a la que Allende 47 años atrás le dijo que no ser revolucionarios sería una contradicción biológica, retoma las calles y con su figura en manos pone en jaque al gobernante apátrida quien se atrevió a decir que la bandera de Chile era un pedacito de la bandera de Estados Unidos, solo para congraciarse con su amo; en otras palabras, le entregó la Patria al jerarca de turno en la Casa Blanca.

Esa juventud hoy logra remover la fibras de todo el descontento y resiste la embestida represiva de unas fuerzas policiales que mantienen el carácter criminal pinochetista y tratan de dejarla ciega. Pero, ella ve, ella mira, ella observa y ella sabe que hoy es la vanguardia del Chile que se levanta contra la injusticia, la opresión y la falsa democracia que desde hace 47 años engaña al país.

¡Viva el Chile irredento de hoy!   ¡Viva el ejemplo eterno de Salvador Allende!


*Autor: Profesor del Diplomado de Nuestra América.
Publicado por AiSUR
Premio Nacional de Periodismo Necesario Anibal Nazoa 2020

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela