fbpx

Cultura y deportes

Las cholitas escaladoras y su anhelo de conquistar la cima del mundo

Mujeres del pueblo Aymara se dedican a subir a las montañas más altas del mundo con sus ropas tradicionales, con lo cual sienten que desbaratan prejuicios en torno a ellas. Actualmente recaudan recursos para escalar el Everest, el punto más alto del planeta.

Con sus polleras tradicionales como estandarte, un grupo de mujeres del pueblo Aymara se dedica a escalar las montañas más altas de Sudamérica.

Hasta 2015, trabajaban cargando bultos y cocinando para los turistas que se aventuraban a subir al Huayna Potosí, de 6.088 metros, situado en el departamento de La Paz. Finalmente, decidieron organizarse para llegar hasta la cima y ver con sus propios ojos un paisaje que les estaba vedado. En 2024 se preparan para escalar el monte Everest, en la frontera entre Nepal y China.

Elena Quispe Tincuta, una de las fundadoras del grupo, contó a Sputnik los proyectos del grupo. Ella, junto a las otras 13 cholitas escaladoras, explican recurrentemente en entrevistas de medios con todo el mundo el orgullo de llegar con sus ropas ancestrales y su identidad aymara a las cimas más altas del mundo.

"Cholita" es como se designa popularmente en Bolivia a las mujeres de la región andina, originarias de los pueblos Quechua y Aymara. Según el departamento donde vivan, ya sea La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Tarija o Cochabamba, tienen sus variantes en cuanto a sombreros y capas de polleras, acordes a cuánto calor o frío deben atravesar en sus territorios.

En las ciudades de La Paz y El Alto, de donde provienen las cholitas escaladoras, lo habitual es lucir sombreros bombín o borsalino, polleras y enaguas en la cantidad necesaria para evitar el frío, que regularmente llega a temperaturas bajo cero.

Quispe recordó: "La primera vez que hemos escalado, nadie pensaba que íbamos a llegar muy lejos, porque siempre nosotras hemos trabajado humildemente como porteadoras, como cocineras de alta montaña", prácticamente como asistentas de los turistas, quienes dejaban a las mujeres hasta 30 kilogramos de equipaje para cargarlo hasta los 5.500 metros, a pasos de las cumbres.

Antes de 2015, las mujeres se encargaban de acompañar a los turistas hasta que quedaran a 500 metros de la cima. Pero ellas nunca podían ver el panorama desde la cumbre.

Cuando ellas se animaron a ver el mundo desde arriba, acordaron conquistar tantas cumbres como fuera posible. En 2017 escalaron el Illimani, de 6.462 metros, visible desde casi toda la ciudad de La Paz.

También alcanzaron las cimas del Acotango, de 6.050 metros, el Parinacota, de 6.350 metros, el Pomarapi, de 6.248 metros, y el Sajama, de 6.542 metros, entre otras.

"Después de escalar las ocho montañas de más de 6.000 metros, nos dijimos ¿qué más podemos escalar? Entonces fuimos a escalar la montaña más alta de América. ¿Por qué no?", dijo Quispe.

En 2019 llegaron a la cumbre del Aconcagua, en la provincia argentina de Mendoza, de 6.961 metros. También subieron a las principales montañas de Chile.

En ese año fue filmado el documental "Cholitas", realizado por los directores Jaime Murciego y Pablo Iraburu. Estrenado en 2019, incluye entrevistas a las cinco mujeres que subieron al Aconcagua: Dora Magueño Machaca, Ana Lía Gonzales Magueño, Cecilia Llusco Alaña, Lidia Huayllas Estrada y Elena Quispe Tincuta.

Cuatro cholitas escaladoras están reuniendo recursos para viajar en 2025 al Everest, de 8,849 metros. Calculan que cada una necesitará 50.000 dólares para ir, trepar y volver a El Alto.

En 2017, cuando conquistaron la cima del Aconcagua, las mujeres se decidieron a trabajar como guías para subir al Huayna Potosí y otras montañas paceñas.

"Nosotras estamos constantemente en la montaña, trabajando como guías de trekking. Tenemos excursiones por media montaña y por alta montaña. Vamos al Pico de Austria, a 5.350 metros, que en dos días se puede hacer", comentó Quispe. Los contactos se realizan a través del sitio en Instagram de las escaladoras.

Y agregó: "También el Huayna Potosí está accesible casi el año entero. Hay la opción de ir dos o tres días. A quienes no tienen mucha experiencia en alta montaña les ofrecemos ir por tres días", explicó la encargada de coordinación del grupo de mujeres.

Mientras juntan el dinero necesario, las mujeres se esfuerzan para entrenarse y estar en óptimas condiciones físicas para subir al techo del mundo. "Después de lograr el Everest, queremos seguir con la siguiente montaña más difícil, que está en Nepal: el K2. Tenemos muchos proyectos más", aseguró.


Fuente: Sputnik
Publicado por AiSUR
Premio Nacional de Periodismo Necesario Anibal Nazoa 2020


Tags: ,
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.41.26

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes