Se reanuda el comercio entre Burundi y Ruanda, pero persisten los viejos problemas

 Burundi y RuandaBurundi y Ruanda

El comercio formal entre Kigali y Bujumbura está aumentando lentamente tras los episodios de violencia ocasionados a raíz de una disputa política en Burundi, y que interrumpieron el movimiento de bienes y personas entre los dos países hace cuatro años.

Las exportaciones de Ruanda a Burundi aumentaron a 5,2 millones de dólares en el primer trimestre de este año, de 1,1 millones de dólares en el mismo período de 2018, según el Instituto de Estadística de Ruanda. Sin embargo, varias empresas ruandesas dedicadas a la fabricación de cemento, bebidas y alimentos envasados, entre otras, aún no han reanudado sus exportaciones por temor a la violencia.

Las importaciones procedentes de Burundi, principalmente de productos alimenticios, disminuyeron bruscamente hasta situarse por debajo del millón de dólares, y representan sólo el 0,8% del total de las importaciones de Ruanda procedentes en la región.

El comercio informal sigue estando fuertemente restringido a raíz de una directiva de 2017 de Bujumbura que prohibe a los burundianos comerciar con "el enemigo".

Los residentes de las ciudades fronterizas de ambos países son los que más han sentido el impacto de la escalada de tensiones. Aún hoy en día hay poca actividad en los dos principales puestos fronterizos de Akanyaru y Nemba, caracterizados por el dinamismo económico antes de la violencia de 2015.

Por otra parte, la circulación transfronteriza de personas no se está viendo especialmente obstaculizada en ninguna de las dos partes. Cabe destacar, eso sí, que los funcionarios burundeses siguen impidiendo que los ciudadanos carentes de un pasaporte en vigor crucen a Ruanda.

En la frontera de Akanyaru se registró el paso de más de 110.000 personas en 2018, en comparación con las 100.000 de 2017. En la frontera de Nemba, las entradas a Ruanda pasaron de 48.000 personas a 54.000, según las estadísticas de la Dirección General de Inmigración y Emigración de Ruanda.

En diciembre del año pasado, el presidente Nkurunziza acusó a Ruanda de tener "malas intenciones”. Mientras, desde Ruanda sostienen que su vecino está buscando un chivo expiatorio para sus disputas políticas internas. Burundi acusó a Kigali de entrenar a los rebeldes y de organizar un golpe de estado fallido, una acusación que Kigali negó. Ruanda también ha acusado a Burundi de albergar a los rebeldes de las FDLR acusados de cometer el genocidio de 1994 contra los tutsis.


Fuente: Fundación Sur
Observatorio de medios del Centro de Saberes Africanos,Americanos y Caribeños

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela