fbpx

Reflexiones sobre la existencia del pensamiento africano

El Peligro de la Historia ÚnicaEl Peligro de la Historia Única

Por: María F Tavera 

Reflexiones decoloniales a partir del video “El peligro de la historia única” y de la lectura de los artículos “El pensamiento africano existe aunque lo ignoremos y lo desconozcamos” y “Los pequeños secretos de la raza: Achille Mbembe”

Lo que sucedió y que hay:  

“Hablar (un Idioma) significa sobre todo asumir otra cultura (e implica) absorber el contenido de una civilización”  Frantz Fanon

La Cultura está ligada estrechamente en su génesis al lenguaje, el cual no solo se remite al hecho de hablar o escribir, su expresión está presente en todo el hecho cultural de un pueblo. Cultura, lenguaje, ambiente (Condiciones materiales) y producción forman una unidad inseparable en la formación de las sociedades, muchos no lo entienden esto y caen en el juego cartesiano de separar todo.

Dice Carlos Marx: “- la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases”. Marx es un hombre de su geografía, de su cultura y de su tiempo, sus escritos dieron y dan visionarias luces profundas sobre las transformaciones que debe hacer la humanidad, a su vez, sus escritos  no dejan de responder a la realidad en la cual existió, la realidad de la Europa de su tiempo. Las palabras, lucha de clases no solo e utiliza para referirse a la lucha entre burgueses y proletarios, también se utiliza para decir de otros actores con otro modo de producción diferente al Capitalismo, como los señores feudales y siervos de la gleba en el modo de producción Feudalista, etc., ahora preguntémonos; ¿Cual historia y cual humanidad?, ¿La historia de los pueblos de Europeos, el mundo “conocido”?, ciertamente esa es la historia que nos enseñan en las escuelas occidentalizadas de Nuestra América. No digo que Marx no estudiara o considerara otras culturas dentro de sus análisis pero tiene peso la sociedad en donde se formó y desde donde observo el desarrollo del capitalismo.

Hay algo del planteamiento de Marx con lo que concuerdo en gran medida, y es que, desde que el mundo es mundo, los pueblos o etnias se han enfrentado por diversas razones, una razón  primordial para fundarse como estado – nación (concepto europeo) fue la lucha por los territorios, algunos dirimieron sus diferencias a través del dialogo, otros, casi todos, dirimieron sus diferencias a través de la guerra. El que vence en una guerra, es el que cuenta la historia, casi siempre de manera conveniente y parcializada, cuenta su versión de los hechos, entonces por lo general la historia, es la historia de la cultura de un pueblo “vencedor”.

¿Entonces?, ¿Que sucede?

Pues, nacemos en una cultura preestablecida, con un lenguaje preestablecido y una historia preestablecida, que sea preestablecido no es tanto el problema, de hecho, es necesario y vital para alguien que nace en una sociedad tener referentes que estén establecidos previamente, el tema es ¿Quiénes establecen la cultura y la historia?, Bueno, por lo general, son un grupo pequeño que poseen muchos recursos de todo tipo que llevan a sus pueblos a guerras con otros pueblos, grupo pequeño pero peligrosamente poderoso, que en su actuación son, sanguinarios, asesinos, ladrones y con casi nada de ética, me refiero a la cultura colonialista, capitalista, patriarcal y racista impuesta por las elites europeas al mundo desde ya hace varios siglos.

En esa cultura capitalista, nací y me forme, donde nos enseñan la historia única del dominador, se nos va construyendo una percepción del mundo a través de libros y otras formas de enseñanzas cada vez más sofisticadas preestablecida por el dominador. De lo que nos dicen tergiversadamente, se nos va construyendo imaginarios equivocados sobre pueblos y territorios, en el caso de África, se nos construyó violentamente, imaginarios falsos, a partir del ocultamiento y la mentira sobre África y sus pueblos, nos construyeron imaginarios equivocados y no propios de nosotros y nosotras en América y en el Caribe. Muchos crecimos creyendo en gran medida que éramos occidentales, cuando en realidad somos occidentalizados coloniales, además nos crearon distancia entre pueblos, no nos conocemos.

Con la historia única de los dominadores, nos hacen creer que lo propio es lo foráneo, el desconocimiento de la historia verdadera, nos desarraigo y trataron de hacernos manipulables, seres sin espíritu, sin valor, sin dignidad para así estar al servicio sus intereses, esto fue, ha sido y es su objetivo no logrado en su totalidad pero si predominante.

Para hacernos manipulables, nos masacraron, nos ocultaron la historia, se robaron elementos de nuestra cultura africana (costumbres, ideas, pensamientos), nos inculcaron y siguen inculcándonos, la condena a nuestra oralidad, cosmovisiones y costumbres comunitarias, dándonos la visión de algo atrasado, arcaico y animal, nos enseñaron que el hombre (pues la mujer es casi inexistente en occidente) es el” hombre moderno”, esta fue y es la forma de hacer seres moldeables a los intereses occidentales.

En medio de este desastre en la humanidad:

Frente a toda esta situación descrita en los anteriores párrafos, se mantuvieron algunas muchas mentes resistentes a la dominación, surgieron y surgen, ya que los sistemas culturales opresivos no son un asunto superado, surgieron y surgen pueblos, luchadores y luchadoras, que vivieron y viven las injusticias, la ignominia, comenzaron a ver las contradicciones de su realidad producto de un sistema opresivo imperante, llámese antes Colonialismo, llámese ahora Capitalismo con sus expresiones neocoloniales, empezaron a hacerse preguntas, a buscar el conocimiento, la verdad de su realidad e impulsaron y siguen impulsando grandes luchas respectivamente según su tiempo y lugar.

Pensando en el artículo que refiere a Achille Mbembe y a su “ Critica de la razón negra, reflexión acerca del pensamiento de la diferencia y la condena de su culto”, concuerdo con este autor que lo que se interpreta como “ Avance del Mundo” desde un enfoque occidental basado en la explotación , muerte, negación y olvido de otros pueblos, pueblos como los de África, coincido con la idea que ese avance de la humanidad no será real, también concuerdo con la reseña del artículo sobre “ El pensamiento africano existe, aunque los desconozcamos…” donde cita al escritor y pensador Nkogo Ondó, este plantea la idea de “despauperrización  de la mentes que condena a los pueblos a la sobrevivir”, o como diría la socióloga mexicana Karina Ochoa: “ Sociedades muertas que viven”, sociedades sin espíritu que no viven para sí sino para el sistema imperante. También en total acuerdo con estos autores que con el rescate y conciencia de la historia, el rescate y la práctica de la cultura propia, junto con el ejercicio del poder por parte del pueblo, ayudara en gran medida a recuperar nuestra dignidad y  espíritu y a la revitalización del ser individual y colectivo.


Fuentes: 
Fernández Quincoces Sonia : El pensamiento africano existe, aunque lo ignoremos o lo desconozcamos: Recuperado de https://www.afribuku.com/pensamiento-africa-filosofia/
 Achille, Mbembe: Los pequeños secretos de la raza .  recuperado de https://www.afribuku.com/los-pequenos-secretos-de-la-raza-segun-achille-mbembe/
 Chimamanda Ngozi Adichie:  El peligor de la historia única Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=sYItZ3bTosU en españolFuentes consultadas:Fuentes consultadas:
Bolívar, Reinaldo (2018): África, la historia no contada. Editorial Monte Avila
Publicado por AiSUR
Premio Nacional de Periodismo Necesario 2020

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela