fbpx

La Universidad de Barlovento Argelia Laya: huella imborrable de la lucha y la perseverancia necesarias

UPTBA 10 añosUPTBA 10 años

La Universidad Politécnica Territorial de Barlovento Argelia Laya: huella imborrable de la lucha y la perseverancia  necesarias. en su Décimo Aniversario.

Por: Gerónimo Sánchez García

Resulta muy importante para las generaciones de hoy y de mañana, precisar los antecedentes de la Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya” en la ciudad de Higuerote, Estado Miranda Venezuela, creada el 16 de julio  de 2010, por Decreto Presidencial durante el  gobierno del presidente Hugo Chávez Frías en el contexto de la Misión Alma Mater, en el cual los institutos universitarios pasaron a convertirse en universidades territoriales.

Vale destacar que el primer Director del Instituto Universitario Barlovento fue un profesor del Estado Zulia, José Isabel Chávez en el año 1991. Fue esta la primera institución de educación universitaria en la región, pues el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio, era apenas una extensión.

Es importante destacar que esta creación fue motivada por un grupo de barloventeños, liderados por el profesor. Bartolomé García Moscoso, de Birongo, y planteada ante la Dirección Sectorial de Educación Universitaria. García quien venía con esa inquietud ante las demandas de los jóvenes que requerían atención para continuar localmente los estudios, una vez que concluyeran el bachillerato. La iniciativa fue considerada con igual entusiasmo, por Argelia Laya (Diputada al Congreso Nacional) y Aristóbulo Istúriz (Diputado al Congreso Nacional) ambos hijos de esta región.

Destaco en especial la motivación emprendida por el profesor Bartolomé García Moscoso, dado que su labor no fue reconocida debidamente sino  doce años después, cuando llegó a ser el director número seis (6) de la institución. Debió confrontar una resistencia local y foránea, enardecida y discriminadora, sustentada en vanos argumentos, acompañados con una tendencia racista que fue rápidamente identificada por quien suscribe y planteada hoy día como un testimonio, en aras de cumplir con la veracidad que debe tener la historia verdadera de los pueblos.

Como anécdota ejemplar, vale referir que al tener lugar la primera promoción de Técnicos Superiores en 1993, fue elegido como Padrino general de la misma, un empresario dueño del Club “Agua Sal” y otras dependencias turísticas de la región, llamado Guillermo Velutini. El profesor. Bartolomé García Moscoso fue padrino de la mención Mercadeo Agrícola, y ocurrió, que el padrino general no asistió ni se presentó a los actos correspondientes, mientras el profesor Bartolomé obsequió un entusiasmado agasajo a sus ahijados, el cual se prolongó hasta convertirse en un encuentro fraterno y de regocijo mutuo.

Posteriormente, cuando surgió el decreto para convertir los institutos universitarios en universidades territoriales, tuvo lugar la conformación de grupos forasteros que acudieron a diligenciar ante el ministro de educación del momento, profesor Edgardo Ramírez,  algunas propuestas para la designación del rector respectivo, sin considerar al director que en el momento ejercía; responsabilidad que recaía en la persona de quien suscribe esta artículo. Incluso sin comunicarlo y constituyendo una alianza entre algunas instituciones de la localidad para promover su candidato.  Ante ello, se conformó una comisión de notables de la región y de la capital, conformada por María León, Reinaldo Bolívar, Luis Bigott, Modesto Ruiz, Aristóbulo Istúriz, con la propuesta de que hubiera continuidad de mi persona como Director del IUB en la rectoría,  conformación y desarrollo de la universidad.

La propuesta referida fue aprobada en las diversas instancias y con el ministro Edgardo Ramírez, se inicia el 16 de septiembre de 2010 la nueva gestión, ahora rectoral,  con un equipo de profesionales y trabajadores de la planta del IUB: Gerónimo Sánchez García como Rector, Antonio Rubio  como Secretario, Albano Zambrano Quevedo como Vice-rector Académico, Agustín Mata Castro Vicerrector Administrativo, Omar Martínez Responsable del Área territorial, Miguel Ángel Lozada Rojas ( Área Estudiantil), Nérida Fernández (Representante Área administrativa), Oasis Mijares (Sector Obrero) y Rafael Toro (representante  de los profesores).

Cabe recordar, en esta etapa, que la creación de esta universidad se asentó bajo el concepto colectivo de la participación del pueblo, articulando con la mayoría de los Consejos Comunales. Se recorrieron todos los municipios de Barlovento, se caracterizó de acuerdo a las condiciones geográficas, económicas, sociales y en especial por su carácter afrodescendiente, una universidad ajustada a condiciones específicas que debía nacer con sentido de pertenencia, para poder conformar un tejido institucional acorde a sus necesidades, demandas y características en consonancia con el Proyecto País planteado  en la Constitución Nacional de 1999. A partir de esas premisas, la universidad nació con los siguientes programas nacionales de formación: Ingeniería en Construcción Civil; Ingeniería Agroalimentaria; Ingeniería en Informática; Licenciatura en Turismo y Recreación; y Licenciatura en Administración.

Prevaleció el criterio de relacionar estas carreras con las demandas y necesidades de las comunidades expresadas en proyectos concretos. Es así como hasta el día de hoy, los profesionales de esta casa de estudios están al servicio de las instituciones de la región a nivel público y privado, como un aporte al desarrollo regional y al fortalecimiento educativo, para lo cual fue fundada. Por otra parte y como Encargo Social, esta universidad firmó convenio con la Fundación José Félix Rivas, para contrarrestar el problema del  consumo de drogas y estupefacientes de manera formal y coordinada, con el apoyo institucional correspondiente.

Se proclamó la creación del Centro de Estudios de la Cultura Africana y Afrodescendiente, por la importancia histórico cultural de la raíces de estos pueblos, enlazado con otras organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con el tema, tales como: la REV (Red de organizaciones Afro de Venezuela); la ROA (Red DE Organizaciones Afrovenezolanas) y  CONADECAFRO, con las cuales se creó el Diplomado en Saberes Africanos a través de convenios que suscribimos con el Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Igualmente se creó la Sala Cartográfica “Heriberto Cartagena” (guerrillero barloventeño, mártir de las luchas revolucionarias de 1960) a través de un convenio con el Instituto geográfico Simón Bolívar, útil para el catastro urbano, agrícola, de Servicios públicos, proyectar el desarrollo local, Turismo, entre otros aspectos. Todo este gran proyecto contó con un personal docente, administrativo y obrero que en todo momento correspondió afectiva y laboriosamente con las propuestas que caracterizaron el nacimiento de esta universidad, quienes permanecen como una referencia a destacar por su valioso apoyo, ganándose el respeto de todos y el mío especialmente.                                                                      2.-                                                                               

En especial destacamos también la realización de El Cumbe del Cacao como evento nacional de relevancia, con el objeto de investigar sobre la producción del cacao en la región, la comercialización y la organización de empresas de producción social en este ramo, para garantizar la participación de los productores.

En lo sucesivo la universidad se convirtió en punto de encuentro en lo cultural, lo deportivo y en varias iniciativas para fortalecer la educación en la región, además de lograr vínculos internacionales en diversos sentidos: se dio apertura para el ingreso de estudiantes de América latina, El Caribe y África,  como una contribución de nuestro país para la formación de jóvenes que con el apoyo de las Becas Gran mariscal de Ayacucho, logrando formación universitaria en las carreras mencionadas.

Subsecuentemente se dio apertura a estudios de Post Grado en convenio con la República de Cuba, con universidades de La Habana, Guantánamo, Matanzas y con la Universidad Bolivariana de Venezuela, donde nuestros profesores, egresados de la UPTBAL y otros profesionales, pudieron alcanzar maestrías y doctorados.

También surgió una relación de hermandad con visitas mutuas entre la Universidad de Carolina del Norte (Chapel Hill) con su director el Dr. Jhosep Jordan; The Sonja Haynes Stone Center for Black Culture and History y con el TransÁfrica Forum (Whashinton), con Dany Glober, Jarry Belafonte entre otros y la University of Maryland, quienes fueron visitantes de honor en nuestra sede y  a los cuales visitamos con el apoyo y asesoramiento del profesor Alejandro Correa Ortega de nuestra planta física (hoy embajador de Venezuela en Senegal) junto a la Universidad de Jackson, Nueva Orleans, donde estaba como Cónsul el compatriota Jorge Guerrero Veloz, quien me invitó y  apoyó fraternalmente, todo ello en relación a la cultura afrodescendiente derivada de la diáspora africana, a la cual pertenecemos.

Construir estos espacios como la Universidad Argelia Laya, nunca es tarea fácil porque hay que saltar muchas  barreras: Descolonizarte y descolonizar a la vez, no dejarte linchar y evitar linchamientos entre hermanos, convencer más que vencer, construir y crecer unidos definiendo y aceptando causas comunes para los grandes logros, sustentados en  nuestro proyecto país basado en el antiimperialismo. Porque estamos inmersos en la necesaria transformación hacia una nueva sociedad, como una construcción colectiva. Se trata de Convencer  sobre la realización de ese gran proyecto socialista, logrando la unidad verdadera, donde el Nosotros, El Pueblo, sea lo más importante.

En cada gestión las circunstancias cambian, y la lucha debe readaptarse para avanzar, tal y como está sucediendo actualmente, en medio de la adversidad de una pandemia mundial y de la agresión constante del sistema capitalista imperante, cada día en mayor decadencia, en un país como el nuestro, asediado en el contexto de una guerra de cuarta generación y donde estamos resistiendo levantado las banderas de luchar hasta vencer,  hacia lograr la Gran Patria Latinoamericana bajo la proclama de Viviremos y Venceremos.


Publicado por AiSUR
Premio Nacional de Periodismo Anibal Nazoa 2020

 


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela