garifuna san juan tela3garifuna san juan tela3

El aniversario del arribo del pueblo Garífuna a Honduras se inició con la nefasta noticia de la muerte de 3 menores de edad Garífunas, los que se ahogaron cuando se encontraban rumbo a la comunidad de Sangrelaya a participar en la conmemoración que se planeaba efectuar en esa comunidad. La trágica noticia se enmarca en la grave situación por la que atraviesa nuestro pueblo en Honduras.

Los Garínagu fuimos expulsados en San Vicente, tras haber librado dos guerras consecutivas en contra de los ingleses, y en la actualidad nos encontramos paulatinamente siendo expulsados de Honduras.

La guerra no declarada que existe en Honduras, ha servido de catalizador para la desterritorialización de nuestras comunidades, las que se han convertido en un objetivo para la elite de poder local y empresas transnacionales. La demolición de la comunidad Garífuna de Río Negro iniciada en el año 2009, en la que sus habitantes sufrieron un hostigamiento frontal por parte de la alcaldía y el empresario canadiense Randy Jurgenson, el que amenazó a los miembros de las comunidades de expropiación forzosa, sentó un precedente, el cual fue replicado a lo largo de todas las comunidades Garífunas de la Bahía de Trujillo.

Con la aprobación de las declaradas inconstitucionales “ciudades modelo”, se pretendió despojar 24 comunidades garífunas, y se hizo obvio la existencia de un plan para erradicar la población Garífuna de Honduras.

Posterior al golpe del poder legislativo al judicial como represalia por haber declarado inconstitucional las ciudades modelo, el poder ejecutivo maquilló las ciudades modelo reintroduciéndolas como las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), las cuales incluyen 20 comunidades Garífunas. La deplorable entrega de la plataforma marítima de la Moskitia a la empresa British Gas, transacción que fue efectuada en forma inconsulta, ha colocado en riesgo el futuro de las comunidades Garífunas, las que en caso de un accidente serían las más afectadas por un posible derrame de hidrocarburos.

El continuo proceso de colonialismo interno que sufren los pueblos indígenas del país, tiene consecuencias irreversibles. El fracaso premeditado de la educación bilingüe intercultural, ante la ausencia de voluntad política del ministerio de Educación de conceder las plazas de maestros a indígenas ha generado una acelerada pérdida de los idiomas vernáculos. Al mismo tiempo la pérdida del territorio ha incidido en el deterioro de la dieta, la que se ha occidentalizado dando lugar a un sinnúmero de las enfermedades no transmisibles, con un enorme costo económico especialmente para las personas de la tercera edad.

La descomposición social en Honduras y la entrega del país al crimen organizado, tiene consecuencias insondables para nuestras comunidades, las que algunas de ellas desgraciadamente se ven afligidas por la influencia de grupos exógenos, empecinados en apoderarse de los bienes comunes.

La sobrevivencia de la familia extensa Garífuna, matrifocalidad y cultura se encuentran íntimamente ligadas con la preservación del territorio ancestral. El 18 de diciembre del año pasado, el Estado de Honduras fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en relación a la violación del derecho a la consulta previa, que posee el pueblo Garifuna; además de los despojos territoriales cometidos por el estado.

Hasta la fecha el estado parece ser que desconoce las sentencias y se ha llamado al silencio, situación que lo compromete por su inacción en la aplicación y acatamiento de la justicia. A los 219 años de haber sobrevivido el confinamiento y exterminio en la isla de Baliceaux, la travesía desde las Antillas menores hasta Roatán, además de 194 años de gobiernos republicanos en los cuales se nos ha visto como invasores; para el pueblo Garinagu es inminente el reconocimiento pleno de nuestros derechos colectivos, territoriales y culturales como ciudadanos de este país.

Fuente: Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH (Fundación Sur)

9ba8c630607151a16eae7374754d3d3a article19ba8c630607151a16eae7374754d3d3a article1

Mandela derrotó al imperialismo

Por Reinaldo Bolívar

Para conocer la inmensidad de la figura de Mandela es imprescindible conocer la tragedia humana que significó para la Republica de Sudáfrica y el África en general el régimen del Apartheid.


Apartheid, es un término africaan y neerlandés que significa algo como vida separadas. En el caso de Sudáfrica, consistió en apartar en todos los ordenes, comenzando por el jurídico, a las etnias del país, separándolas en europeos y no europeos, o el lenguaje utilizado en ese momento, en blancos y negros. A la gente africana, por imposición imperial se le veto el disfrute de su propia tierra.


No debe haber lugar a la duda o a la ambiguedad, el apartheid fue un sistema de gobierno utilizado por el imperio inglés en los territorios africanos ocupados, y en el caso de Sudáfrica legalizado e impuesto a sangre y fuego. Nada nuevo en las formas imperiales que utilizaron el genocidio como metodo de apropiación de territorios. Igual lo hicieron en America, en el Caribe, procediero de forma similar en la India.


En Sudáfrica fue una división abiertamente desigual. Los europeos y sus descendientes ejercían el control absoluto del aparato del estado. Se apropiaron de la casi totalidad de las tierras, desplazaron a la gran parte de la población a lugares similares a campos de concentración. Se quedaron con todos los privilegios, sumiendo a la población negra en las penurias de la pobreza y la humillación.


Así para circular en cualquier lugar, la población africana, la mayoritaria, la originaria, tenía que tener un grueso cuaderno, tipo pasaporte donde se registraba cada uno se sus pasos. Las zonas prohibidas abundaban. Los blancos tenían zonas exclusivas, las entradas a servicios públicos estaban divididas, si una persona originaria trabajaba para un blanco, este debía solicitar permiso y pagar un impuesto. Ni siquiera se podían bañar en la misma playa. Los peores trabajos, eran para la gente negra, a la que también se le sometía a exámenes médicos denigrantes para poder acceder a esos empleos. El apartheid se implementó oficialmente desde 1948, con un marco jurídico impresionante de más de 100 leyes, que prohibían desde los matrimonios mixtos hasta la coexistencia en las mismas urbanizaciones. Por supuesto, los derechos políticos se reservaron estrictamente a los blancos.

En cuanto a la escuela, ninguna persona negra tenía derecho a cursar estudios universitarios. Los europeos y su descendencia que hablaban el africaan (una lengua que simplifica el holandés), pretendieron que la mayoría sudafricana, aprendiera por la fuerza este idioma, para que abandonara su cultura, su unidad como nación. Para consolidar el imperial apartheid mataron a miles de personas negras y afrodecendientes, incluyendo niñas y niños. Así actuaba la segregación etnica, a finales del SIglo XX. No es algo abstracto, sin padre ni madre, el apartheid fue hijo del imperio europeo, en cualesquiera de sus operadores. Para el caso sudafricano, del inglés.


Contra todo este estado de injusticia, llamado legalmente apartheid, practica imperial europea para exterminar a la nación africana, se erigió Nelson Mándela. Él estaba muy claro de que lo significaba aquella opresión imperial, como lo expresó en su visita a Cuba:


"El apartheid no es algo que haya comenzado ayer. Los orígenes de la dominación racista blanca se remontan tres siglos y medio, al momento en que los primeros colonos blancos iniciaron el proceso de división y posterior conquista de los Khoi, los San y otros pueblos africanos: los habitantes originarios de nuestro país.


El proceso de conquista, desde su comienzo, engendró una serie de guerras de resistencia, las que a su vez generaron nuestra guerra de liberación nacional. Luchando con grandes desventajas, los pueblos africanos trataron de defender sus tierras".


No fueron 27 años en un claustro religioso. Fueron años de lucha de una trinchera obligada. Su actividad política le dio cohesión al partido Congreso Nacional Africano, en la convicción de que al tomar el poder político sería necesario un partido con capacidad y equipos formados para la mejor conducción de la Patria Refundada. Mandela, escogio como  modus operandi  la desobediencia civil que implementa desde 1952. En ella se inspirarían para en convocar el Congreso del Pueblo de 1955 y que este adoptará  la "Carta de la Libertad"  programa principal en la causa contra el apartheid.


Este plan era de clara tendencia izquierdista y nacionalista. Su principal idea fuerza era que "el pueblo se gobierne". Reclamaba la tierra para todas las personas, reducción de la jornada laboral, salario justo, educación gratuita y obligatoria. La dirigencia del CNA se inscribía, y con ella Mandela, en el movimiento panafricanita, socialista y del Sur que contaba entre otros con Krugma (Ghana), Toure (Guinea), Nasser (Egipto), Keita (Mali), Cabral (Cabo Verde y Guinea Bissau), Neto (Angola), Machell y Modlane (Mozambique), Mugabe (ZImbawe), Kouda (Zambia), Kama (Bostwana) Neyere (Tanzania). Vale decir, la ideología y accionar de los antiperialista o anti apartheistas sudafricanos era solida y de trascendencia internacional. El apoyo de los gobiernos de esos lideres sería vital para el movimiento de liberación sudafricano, en especial el de los países limitrofes que daría cobizgo a miles de exiliador y perseguidos a muerte del regimen imperial sudafricano.


Mándela fue catalogado junto a sus camaradas" terrorista, a pesar de seguir las enseñanzas de Ghandi.  Después de varios arrestos es condenado a prisión perpetua en 1963. No obstante, desde allí, hará conocer internacionalmente los crímenes del régimen segregacionista de Sudáfrica, y mantendrá cohesionado al Partido Congreso Nacional Africano, que en algunos momentos parecía dividirse..

La actividad de Mándela desde la cárcel, sin precedentes en la historia política mundial, es un factor nodal en la abolición del apartheid. Mandela era inspiración y oxigeno para los miles que luchaban y entregaban sus vidas en las calles del país, con sus cantos de firmeza espiritual y sus impresionantes marchas y congregaciones.


 En 1990, tras 27 años sale en liberta física. puesto que sus ideales siempre estuvieron en la calle, en las batallas populares. El gobierno no puede más con presión nacional e internacional, que se expresa a través de un bloqueo económico. Hasta los gobiernos europeos no tienen más remedio que sumarse, para intentar lavar la cara del holocauto africano que habían provocado.
 De 1990 a 1993,a la par de buscar las condiciones de paz e idoneidad para una democracia multietnica en su país, Mandela realiza simbolica visitas a varios países del mundo. El Primero en América va a ser la Cuba Revolucionaria, para encontrarse, como el mismo lo expresará, con sus camaradas y amigos, dejando bien sentado de que pasta estaba hecho. El 17 de julio de 1991, dira en suelo cubano:


"El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia en África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan".


 En 1994, el gran hombre y el ANC ganan las elecciones, se convierten en un adalid de la paz africana. Ya en el poder, como primer presidente democraticamente electo, además de ser el primer originario de su pueblo en serlo, impulsa una verdadera revolución que emoieza por derrumbar el muro de leyes segregacionistas y promocionar una verdadera constitución nacional que exprese el crisol sudafricano. Allí, además de una bandera que sintetiza la diversidad que habita la nación, la Constitución que hoy podemo denominar "Mandeliana", fija que su misión principal es:


"Remediar las injusticias del pasado y establecer una sociedad basada en valores democráticos, la justicia social y los derechos humanos fundamentales",
Sólo después de la victoria sobre los enemigos, sobre los verdugos de su gente es que vendrá la estrategia del perdón, no antes, porque hubiera sido claudicar, si después para mostrar la grandeza del gentilicio africano y la capacidad de construir el propio destino del país.


La vida heroica del revolucionario africano Nelson Mándela, se resume, en las palabras que pronunció en 1964, luego de ser condenado a cadena perpetua, un principio que guiara su existencia:


    "He luchado contra la dominación de los blancos y contra la dominación de los negros. He deseado una democracia ideal y una sociedad libre en que todas las personas vivan en armonía y con iguales oportunidades. Es un ideal con el cual quiero vivir y lograr. Pero si fuese necesario, también sería un ideal por el cual estoy dispuesto a morir".


Ahora Sudáfrica, sin la segregación étnica, sin intervención imperialista, crece para todos, y es uno de los países más próspero del mundo.
Nelsón Mandela, Padre de Sudáfrica, vivió y luchó hasta el final guiado por esos grandes ideales, en nada compatible con el imperialismo ni el capitalismo.

dlamini zumadlamini zumaDiscurso de la Presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Dra. Nkosazana Dlamini-Zuma, a la sesión de apertura de la tercera Conferencia Mundial sobre la Financiación para el Desarrollo en la Comisión Económica para África 

 
Su Excelencia, Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Ban Ki Moon;
Primer Ministro de la República Federal de Etiopía y Presidente de la tercera Conferencia Mundial sobre la Financiación para el Desarrollo; Excelentísimo Hailemariam Desalgne, Presidente de la República de Zimbabwe y de la Unión Africana, Robert Mugabe, Excelencias, Jefes de Estado y de Gobierno,
Presidente de la Asamblea General de la ONU, Excelencia Sam Kutesa; Presidente del Banco Mundial, el Dr. Jim Yong Kim; Directora Gerente del FMI, Sra. Christine Lagarde; Director General de la OMC, Sr. Roberto Azevêdo;
Excelencias y líderes de las delegaciones; Ministros, Jefes de Agencias de la ONU y otras organizaciones internacionales y regionales; Excelencias, señoras y señores:

En nombre de la Unión Africana, damos una cálida bienvenida a África, a la acogedora ciudad de Addis Abeba.

Hace diez años, después de que ya anunció su retiro de la vida pública activa, Nelson Mandela en su retiro, hizo la siguiente declaración: “la pobreza masiva y la desigualdad obscena son los terribles flagelos de nuestros tiempos - tiempos en que el mundo cuenta con impresionantes avances en la ciencia, tecnología, industria y acumulación de riqueza- que se clasificanjunto a la esclavitud y el apartheid como males sociales. Al igual que la esclavitud y el apartheid, la pobreza no es natural. Es hecha por el hombre y puede ser superada y erradicada por las acciones de los seres humanos. Es en esta comprensión que se conduce el consenso mundial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y nos reúne en torno a la Agenda del Desarrollo Post 2015 y los Objetivos del Desarrollo Sostenible para esta tercera Conferencia Mundial sobre la Financiación para el Desarrollo.

De hecho hemos avanzado desde el cambio de milenio y desde que Mandela hizo esta declaración. Millones de personas han salido de la pobreza (con China a la cabeza), y estamos trabajando duro para asegurar que todos los niños tengan acceso a la educación; que ninguna mujer muera al dar a luz a la vida; que los flagelos del VIH, la tuberculosis y la malaria ya no se conviertan en una sentencia de muerte para millones de personas; y que todos tengan acceso a la salud, al agua, el saneamiento y la energía limpia. Al mismo tiempo, estamos muy lejos de crear un mundo libre del hambre y la enfermedad, y queremos, después de todo, sobre lo que se trata el desarrollo sostenible. Así que, hoy que nos reunimos aquí, de todos los rincones del mundo, tenemos que asegurarnos de mantenernos enfocados, en este objetivo humano universal para crear ese mundo mejor para todos.

El continente de África, en el cambio de milenio fue considerado como el desafío del desarrollo del siglo XXI. También ha recorrido un largo camino, los cambios están sucediendo en nuestro continente en todos los niveles, así lo reflejan: datos demográficos, políticos, sociales, ambientales y económicos. África ve esto como una ventana de oportunidad, para ponernos en un camino hacia la transformación, lejos del subdesarrollo, la fragilidad y la marginación.
 
Nuestra Agenda 2063, es una visión de cincuenta años para el África, por lo tanto, dar prioridad a las inversiones en las personas, en su salud, en lacapacitación y la educación; el desarrollo de la infraestructura; la agricultura y el procesamiento de productos agrícolas; y la transformación de las economías africanas a través de la industrialización.
 
Entre todas estas prioridades en la lista, la inversión en los niños de África y los jóvenes - que constituyen más del 70% de nuestra población - es la clave.
Es por eso que nos movemos más allá del enfoque en la educación primaria de los objetivos deldesarrollo del milenio, para garantizar también el acceso a la educación secundaria, profesional, y el fortalecimiento de la educación superior. En resumen, para desarrollar nuestras infraestructuras, los recursos naturales, incluyendo la economía azul, la industrialización y la modernización de nuestra agricultura y el procesamiento de productos agrícolas, África necesita una revolución en su capacitación, especialmente en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y la innovación.
 
Como autor y empresario Lucas Johnson dice: "... Mientras que el capital podría (siempre) ser escaso, el ingenio humano y la energía son un recurso infinito".
Por lo tanto, África debe desarrollar este recurso infinito, hombres y mujeres, niñas y niños. El empoderamiento de las mujeres y las niñas para nosotros es para ello, no sólo es una cuestión de derechos y participación, sino porque tiene sentido económico y social.
 
Excelencias,
La implementación exitosa de la Agenda 2063, creemos, deberá proporcionar un entorno propicio y el impulso para la Agenda Global del Desarrollo Post 2015, así como los Objetivos del Desarrollo Sostenible. La movilización de recursos y la financiación son fundamentales para el éxito de cualquier programa de desarrollo. En los últimos años hemos prestado una mayor atención a la movilización de recursos internos, para buscar la manera de detener los flujos ilícitos del continente, una gestión prudente de los ingresos públicos y fiscales, en las remesas, en las inversiones intra y extranjeras directas en África, además del uso eficaz de la ayuda al desarrollo. Confío en que los avances que hicimos como humanidad - en la ciencia, la tecnología, la innovación, en la industria y la acumulación de la riqueza - de hecho van a ser utilizados para el bien común de toda la humanidad, para eliminar el flagelo de la pobreza y la desigualdad. Ha habido mucho énfasis en la eliminación de la pobreza extrema, pero tengo una dificultad, los africanos me han estado preguntando cuando hablamos de pobreza extrema, "¿Estás diciendo que está bien si somos pobres, siempre y cuando no seamos muy pobres?" Por lo tanto, África está diciendo que debemos eliminar la pobreza, en el plazo sugerido. 
 
Esta es una responsabilidad colectiva de nuestra generación, y no queremos ser juzgados por otras generaciones como la que perdió su oportunidad. La mayoría de los países menos desarrollados, están en África, y deben mejorar sus recursos internos de recaudación de ingresos nacionales, para lo cualnecesitan todo nuestro apoyo, además de sus propios esfuerzos. Vamos a poner en práctica nuestra Agenda 2063, para que África ya no sea descrita como el desafío del desarrollo del siglo XXI, sino como un continente que está integrado, pacífico, centrado en las personas y próspero. Cada centavo que se destinará para este fin, se le dará un buen uso.

Le doy las gracias y les deseo una fructífera conferencia.

 

 Dra. Nkosazana Dlamini-Zuma

Dispersion lengua arabeDispersion lengua arabePor. Solcire Pérez Blanco

Estudiante del Diplomado en Saberes Africanos

 

Desde Marruecos hasta Irak, desde el África del norte, hasta el Oriente Medio podemos arquear la cartografía del milenario Mundo árabe, y dar cuenta de su histórica lucha en contra de la esclavitud, el saqueo, y las múltiples agresiones imperiales.

Primero fue el Imperio Otomano, luego el Imperio Europeo: Francia, Gran Bretaña e Italia que con sus distintas caras han intentado dominar e instaurar la hegemonía de la muerte, del hambre, de la miseria, y el genocidio en el seno de este pueblo ancestral.

Los enemigos de ayer, son los mismos enemigos de hoy, quienes siembran la guerra, para envenenar el planeta y levantar al capitalismo de sus cenizas. Las páginas de la historia del pueblo árabe se pierden en la diáspora del tiempo, en la invisibilización de sus líderes y en la mentira sobre la cual Occidente ha escrito su desarrollo, e intenta justificar los motivos de su permanente intervención.

El histórico pueblo árabe, profundo y arraigado en su religiosidad islámica, ha resistido, y resiste ante la ingerencia permanente de quienes persiguen salvajemente sus riquezas naturales, y el petróleo: única clave que desata la voracidad del Imperio.

Las películas hollywoodenses y la industria cultural capitalista toda, han sido el escenario, desde su modo technicolor hasta la Internet con sus redes sociales, para narrar las historias remotas de las pirámides egipcias, faraones, y una cultura que pretenden momificada; así mismo han montado la trama actual del terrorismo, junto al guión de la voladura de aviones, y las demás operaciones psicológicas que nos hacen cada vez más antípodas, y lejanos para la comprensión de los pueblos del Magreb.

Los llamados países del Magreb, gozan de tantos epítetos que han sido aislados de nuestro imaginario, y más aún de nuestra capacidad de simbolizarlos y asirlos en la comprensión sus identidades, pues para occidente no son ni siquiera una pregunta o una cuestión que se plantee como necesidad.

De este mismo modo se ha instrumentado toda una maquinaria para desdibujar el papel en la historia de Gamal Abdel Nasser en Egipto, padre precursor del Panarabismo, la Argelia de Ben Bella (1954), y la Gran Jamahiriya dirigida por el coronel Gaddafi (Sirte, 1942 - 2011), esto solo por contar algunos casos.

Estos nombres encarnan un profundo sentimiento de unidad, de independencia y soberanía para los territorios que arraigan el ser árabe. Ellos lucharon contra toda potencia con aspiraciones coloniales y encendieron la llama del socialism para revelarse contra el capitalismo y sus agresiones.

Ellos son los padres de la integración de los pueblos árabes con el resto de África y otros países del mundo, nucleados en la idea de crear un nuevo orden político, basado en la solidaridad, la libertad, el desarrollo y la autodeterminación de los pueblos.

Con el auge de la Revolución Soviética y en ascenso de la China socialista, la integración, la unión no era un capricho, sino una necesidad, una respuesta histórica sinequanom en la lucha antiimperialista. De allí que estos lideres del panarabismo se inspiraron en la inclusión y en los valores de pueblo ancestral semita, y en los albores de este movimiento, coronaron como una de las más estratégicas acciones: la nacionalización Canal de Suez (1956), la creación de la República Árabes Unidas (RAU) mientras se enfrentaban temerariamente a los embates, y constantes provocaciones, sionistas apoyados por ONU
(Organización de las Naciones Unidas), como fue la ocupación judía, tras la creación del estado de Israel (1948).

En este sentido el panarabismo, es la síntesis caleidoscópica de la identidad de los pueblos árabes, es además un proyecto civilizatorio del Islam político, alternativo al occidental, fundamentado en el Corán: sinónimo de compromise con la igualdad, la fe, la soberanía, y una de las vías para que la mayoría musulmana, oprimida y desplazada, ayer y hoy, asistiera al amanecer de una verdadera revolución inspirada en el antiimperialismo, en una reforma agrarian para la vida, sacudiéndose el subdesarrollo impuesto desde afuera y
recuperando la dignidad mancillada.

El panarabismo alcanzó su máxima expresión en la llamada Liga de países árabes, organización que hoy nada tiene que ver con los objetivos para los que fue concebida, por lo que vemos con gran horror el genocidio del pueblo musulmán, ampollado por sus voceros, también vemos el exterminio y amenaza sobres de los lideres que no pactan con los interés multinacionales y el bombardeo de la soberanía, ello aunado al bloqueo, la supuesta ayuda humanitaria en tanto formas de saqueo de última generación.

Vemos a CNN, vemos a noticias24, vemos a la Televisión Española (TVE) que encarnan a los actores de la misma película de ayer, sin cortes comerciales, bajo el esquema de transmitir en cadena por las empresas de comunicación transnacionales, el mismo paquete cerrado, con imágenes montadas de la orquestada primavera árabe, para legitimar la acción extranjera, que no es otra cosa que la guerra de las superponencias por apoderarse de las riquezas a toda costa.

Esperamos ver más pronto que tarde, que la semilla de la unidad árabe, se haga millones y nazcan millones de Nasser, miles de Gaddafi para liberar a este pueblo, que es uno solo, el pueblo árabe.


EL CUMBE Nro 05 en español


Visitar página de descarga haciendo clic en la imagen. Disponible también en inglés, francés y portugués

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela