Walter Rodney: Intelectual revolucionario, socialista y panafricanista

Walter RodneyWalter Rodney

Walter Rodney ha demostrado a través de la acción que para los intelectuales no es inevitable unirse a los sistemas de opresión y utilizar su conocimiento y aptitudes para perpetuar la explotación. Ellos tienen la opción de cometer “suicidio de clase”. Rodney apeló a la intelectualidad a utilizar su conocimiento y aptitudes para desafiar y socavar la opresión.

“Al evaluar a Walter Rodney una característica destaca sobre todas las demás. Fue un académico que no reconocía distinción alguna entre las preocupaciones académicas y el servicio a la sociedad, entre ciencia y compromiso social. Él se preocupaba tanto por la gente como por los archivos, por el lugar de trabajo como por el aula. Encontró tiempo para ser historiador como para ser un reformador social sensible.” [1] – Comité Científico Internacional, UNESCO, Historia General de África.

El doctor Walter Rodney fue un intelectual revolucionario, socialista, panafricanista y organizador que realizó una contribución significativa a la Tradición Radical Caribeña [2] que pretende crear sociedades justas, liberadas e igualitarias en la región caribeña. En octubre de 2016 se cumplió el 48 aniversario de la expulsión de Rodney de Jamaica y la subsiguiente Rebelión Rodney que tuvo lugar como reacción a la prohibición y a la explotación general de las masas afro-jamaicanas por parte del régimen neocolonial.

Este momento conmemorativo es tan buen momento como cualquier otro para presentar a Walter Rodney a todo el mundo e inspire a la gente, esperemos, para explorar la relevancia de sus ideas y praxis del hacer revolucionario en el Caribe y en cualquier otra parte. Vamos a destacar algunos periodos importantes en la vida de Rodney para descubrir la política de este revolucionario. Rodney no era un revolucionario de sillón que se autosecuestró en la plantación académica teorizando sobre lo que debe hacerse para transformar la sociedad. Se adentró en el desordenado, complicado y amenazante mundo de la práctica, para facilitar la resistencia frente a las violentas fuerzas de la opresión.

Contrariamente a la contundente afirmación de uno de los profesores de Rodney durante sus años de universidad que decía que “eso [un intelectual revolucionario] no existe. Uno puede ser un intelectual o un revolucionario. No se pueden combinar las dos cosas…” [3] Rodney demostró al mundo a través de su acción que la opción de intelectual revolucionario es una posibilidad para los académicos y estudiantes que quieran convertirse en agentes de transformación social.

Ese académico equivocado que quiso confundir a Rodney probablemente habría desestimado la afirmación de Marx de que “los filósofos solo han interpretado el mundo de varias maneras. Sin embargo, lo que hay que hacer es cambiarlo”. [4] Los oprimidos no tienen el lujo de separar los pensamientos radicales o revolucionarios del requisito de las prácticas transformativas que son necesarias para crear una sociedad justa y emancipada.

Hay una ausencia evidente de una masa crítica de estudiantes y académicos que estén implicados en organizaciones de movimiento social radical. Rodney utilizó la plataforma de la universidad para comprometerse en la producción y diseminación de ideas de oposición y educación. Entró en la sociedad más amplia para educar y movilizar a la clase trabajadora para su auto-organización. Su legado de compromiso y activismo basado en los principios es algo de lo que los activistas y organizadores deberían ser plenamente conscientes. El capitalismo neoliberal ha establecido una dominación ideológica y política aparentemente indiscutido en el periodo actual. Ha dejado a mucha gente creyendo que no hay una alternativa viable al capitalismo. Rodney habría rechazado esta tendencia derrotista que ha inducido a muchos progresistas a abandonar su política radical o compromiso con el socialismo y a aceptar la democracia capitalista liberal como el único juego político que existe. Algunos ex radicales se han cambiado a la socialdemocracia, que es esencialmente capitalismo con un rostro humano.

El origen de Rodney y la experiencia educacional

¿Quién era Walter Rodney? Rodney nació en Georgetown, Guyana, el 23 de marzo de 1942, y fue un producto de las clases trabajadoras guyanesas. Su madre, Pauline Rodney, era costurera y hacía jornada completa de trabajo doméstico no remunerado en el hogar de los Rodney. El padre, Percival Rodney, era sastre, un operador independiente, pero en ocasiones, por la necesidad económica, se vio forzado a trabajar como asalariado para una gran firma de costura capitalista. [5] Percival Rodney era un miembro activo del partido marxista, multirracial y basado en las masas, People’s Progressive Party (PPP).

Como preadolescente, Walter Rodney distribuyó escritos del PPP por las casas en la comunidad. Por tanto, Rodney estaba expuesto al socialismo y la movilización de la clase trabajadora de todas las razas en una organización de clase. Esta experiencia política fue un tipo de educación política, formación basada en la experiencia. [6] Fue un firme defensor del Black Power (Poder Negro) en el Caribe, pero sin abandonar nunca su compromiso con la unidad de clase entre la clase trabajadora racialmente diversa en la región y cuestionando de cerca y con rigor a la pequeña burguesía africana y la naturaleza problemática de su relación con las clases trabajadoras. [7]

Rodney destaca el papel de su temprana exposición al marxismo o socialismo y su influencia en su posterior compromiso con la doctrina como joven adulto

“A diferencia de muchos escritores, poetas y artistas, que creo que al final eran las figuras más importantes, había después un pequeño segmento que fue a la universidad y surgieron de un ambiente académico, como C. Y. Thomas y yo mismo. Llevamos con nosotros, a veces sin saberlo, una disposición a aceptar al menos los conceptos de socialismo/comunismo/marxismo/lucha de clases sin ninguna objeción a priori que muchos de nuestros compañeros de la universidad sí tenían. Muchas de las personas con las que me formé en la universidad de las Indias Occidentales (West Indies, o UWI), jamaicanas en particular, eran técnicamente tan competentes como cualquiera de nosotros, pero tenían esa reserva fundamental sobre el pensamiento socialista y marxista que no creo que ni Clive Thomas ni yo mismo compartiésemos jamás. Era porque el PPP era el único partido de masas en Guyana y sus líderes decían explícitamente “Somos socialistas, somos marxistas”. Y estaban preparados para hablar de la creación de una nueva sociedad anti-capitalista basada en una teoría nueva y diferente o percepción mejor que en una a la que estuviéramos acostumbrados. Mucho tiempo antes muchos guyaneses entraron en un serio análisis de lo que era el marxismo y el comunismo. Y estaban dispuestos a hablar de crear una nueva sociedad anticapitalista basada en una teoría o percepción nueva y diferente a la que estábamos acostumbrados. Mucho antes de que muchos guyaneses entraran a examinar en serio qué eran el marxismo y el comunismo, al menos eso nos parece a nosotros, por lo que hemos oído decir al liderazgo y al partido PPP, que fuera lo que fuese que significaban el marxismo y el socialismo y estos conceptos, eran algo que podía tomarse en serio. [8]

Esta experiencia formativa racial y de clase sin duda formó parte del análisis integrado que tomó al enfrentar la opresión de raza y de clase y la elusión del reduccionismo de clase y raza. En otras palabras, Rodney no consintió el uso de la raza o la clase para explicar todos los fenómenos sociales que ocurrían tanto en la esfera pública como en la esfera privada. La hostilidad de ciertos hogares incluso la iglesia al mensaje y trabajo del PPP engendró una conciencia de diferencias de clase o sociales y su influencia en cómo los miembros del público respondían a su oferta de literatura del PPP y otros productos. Walter no enmarcó este estado de alerta como conciencia de clase sino la experiencia como su “Primera introducción real a la cuestión de la clase”. [9]

Rodney era un diligente estudiante de instituto e iba al Queen’s College. Desarrolló un interés por el estudio de la historia en el Queen’s College bajo la dirección del historiador Robert Moore. [10] Rodney fue a la universidad de West Indies (UWI) o Indias Occidentales, al campus Mona, con una beca abierta en 1960 y se licenció con matrícula de honor en Historia en 1963. Mientras que era un estudiante en la UWI, era activo en la política estudiantil y en actividades extraescolares. Se presentó dos veces para la presidencia del sindicato de estudiantes universitarios, el Student Guild (gremio de estudiantes). Según el difunto intelectual y economista Norman Givan, Rodney “fue derrotado en los dos intentos de ser presidente por personas conservadoras en temperamento y opinión”. [11] Probablemente no fue de gran ayuda al segundo intento de Rodney de ocupar esta posición su visita a Cuba en 1962 y su entusiasmo al compartir la literatura que había adquirido en el viaje.

Este intelectual revolucionario era activo en competiciones de debates en su residencia y universidad, trabajaba en el Consejo del Gremio y era un representante electo del Sindicato Regional de Estudiantes de la UWI. Rodney fue co-autor del artículo “The Negro Slave” con un compañero llamado C. Augustus, que fue publicado en el diario insignia de la UWI Caribbean Quartely en 1964. La policía secreta de Jamaica o la Sección Especial abrió un expediente de Rodney y su activismo en junio de 1961 y afirmaba que tenía visión de izquierda radical. [12]

Rodney comenzó sus estudios de doctorado en Historia Africana en 1963 en la Escuela de Estudios Africanos y Orientales, de la Universidad de Londres, y los completó con éxito recibiendo su doctorado en 1966 a la edad de 24 años. Publicó A History of the Upper Guinea Coast 1545-1800, (Una historia de la costa alta de Guinea, 1545-1800) a través de la Imprenta de la universidad de Oxford. Este libro fue el resultado de su trabajo disertación y lanzó su carrera y perfil público como un historiador profesional. [13] El libro de Rodney subraya los intereses de clase de los gobernantes africanos que informaron su participación en en comercio atlántico de esclavos, la naturaleza del gobierno político con los gobernados y el impacto negativo sobre el desarrollo de la región de la alianza entre los gobernantes africanos y los capitalistas y esclavistas europeos. [14]

Rodney era claro sobre los capitalistas europeos siendo los actores económicos que ganaban los mayores beneficios del comercio en la región y de vender y esclavizar a los africanos: “Históricamente, la iniciativa vino de Europa. Fue el sistema comercial europeo el que se expandió para acoger los diversos niveles de economía de intercambio africana, y para asignarles roles específicos en la producción global. Esto significó la acumulación de capital gracias al comercio en África, y sobre todo por la adquisición de esclavos y su empleo en el Nuevo Mundo. Es esencial enfatizar que todos los cambios en la costa ocurrieron sin prejuicio contra toda esta concepción. En verdad, los cambios sociales más importantes en la Costa Alta de Guinea demostraron cómo la sociedad africana se orientó para servir al sistema capitalista”. [15]

Rodney no estaba por la labor de ser un apologista de los grupos en el poder de las sociedades africanas que ayudaron y fueron cómplices de la venta deshumanizadora y explotadora de gente a los esclavistas capitalistas. Desafortunadamente, todavía hay gente a la que le gustaría absolver a los líderes africanos por su rol en la captura y venta de africanos.

Durante su ejercicio en Inglaterra, profundizó sus estudios y comprensión del marxismo a través de un grupo de estudio que estaba liderado por C.L.R. James y su compañera Selma James. En la obra ‘Walter Rodney Speaks: The Making of an African Intellectual’ (Walter Rodney habla: el surgimiento de un intelectual africano), Rodney afirma que el grupo de estudio se reunió de forma consistente durante un periodo de entre dos y tres año y fue importante para ayudarle a “adquirir el conocimiento del marxismo, un conocimiento más preciso de la revolución rusa y sobre la formulación histórica. Una de las cosas más importantes que saqué de aquella experiencia fue un cierto sentido de análisis histórico, en el sentido en el que C.L.R. James era realmente el mejor maestro de análisis de situaciones históricas.” [16]

Enseñando, investigando y actuando en el mundo como un intelectual revolucionario

Rodney se fue a enseñar a la universidad de Dar es Salaam, Tanzania, a partir de 1967 al nivel de un profesor. Fue a trabajar en la UWI, en Mona (Jamaica), en enero de 1968 como profesor de Historia Africana en el departamento de Historia. Su trabajo político y público entre los Rastas, la juventud urbana, incluso miembros radicalizados de la petite bourgeoisie, (pequeña burguesía) hizo que atrajera la atención de la policía secreta de Jamaica y el régimen reaccionario del Primer Ministro Hugh Shearer, del partido Laborista Jamaicano. [17] Los pobres urbanos, los rastafaris, la intelectualidad progresista podían ser receptivos a lo que Rodney estaba ofreciendo y el régimen sabía que no tenía nada de sustancia que sirviera para inocular contra los mensajes de empoderamiento, dignidad y justicia.

Rodney identificó a las clases trabajadoras africanas y a los campesino oprimidos, que son la abrumadora mayoría en Jamaica, como la única fuerza que “puede llevar la parte más pesada de la lucha revolucionaria” para lograr una sociedad socialista, lo cual no era el mismo caso que la situación en la Cuba revolucionaria, en la que los africanos no eran la mayoría”. [18] Este intento de concienciar y politizar a los oprimidos de Jamaica en el contexto de la Guerra Fría, el proverbial “patio trasero” del imperialismo americano y la capital del régimen neocolonial solo podría haber llevado a la represión política. Rodney apeló a sus compañeros de la pequeña burguesía o clase media y a los estudiantes de la UWI en su discurso ‘Black-Power – Su relevancia para las Indias Occidentales’ a pensar de qué lado se pondrían en las luchas de masas contra el capitalismo y el racismo: “Trotsky escribió una vez que la Revolución es el carnaval de las masas. Cuando tengamos ese carnaval en las Indias Occidentales, la gente como nosotros en la universidad ¿va a tomar parte en la bacanal?”. [19]

El Partido Laborista de Jamaica tenía una relación incómoda, incluso hostil, con los académicos de la universidad de las Indias Occidentales porque no estaban actuando como portavoces y santificadores de las políticas y programas del gobierno. [20] Rodney alentó e inspiró a los estudiantes y a los miembros de la facultad a unirse a la lucha por la justicia y la emancipación. Esta acción era fuente de aprensión y miedo en las filas del gobierno y sus patrones imperiales. Se suponía que los elementos de la clase media no debían poner sus conocimientos y habilidades a disposición de la lucha de la clase trabajadora por la justicia, la dignidad y la igualdad.

El trabajo de Rodney entre la comunidad Rastafari era considerada como una fuente potencial de subversión. Horace Campbell destaca la confianza de la intervención política de Rodney entre los Rastas:

“En Jamaica, Rodney percibía a la comunidad rastafari como una gran fuerza en los esfuerzos hacia la liberación y la movilización de las mentes negras; y ofreció su conocimiento y su experiencia a los rastas y todas las secciones de la población negra que quería romper con los mitos del imperialismo blanco. Las lecciones de historia sobre África que Rodney llevó a todas las secciones de la comunidad trajeron inquietud y miedo a los pretenciosos líderes que nunca se consideraron a sí mismos negros, cuando Rodney afirma simplemente que “ser negro era un hecho poderoso de la sociedad”. [21]

La dirección política no toleraba disidencia, disidentes políticos y amenazas percibidas a su gobierno. Ya había utilizado la fuerza coercitiva del estado para atacar y destruir las comunidades de la clase trabajadora de asentamientos informales en West Kingston, que también tenían una fuerte presencia rastafari. [22] El estado neocolonial no tenía reservas sobre utilizar el poder de la ley para disciplinar y neutralizar el impacto de la educación y movilización de Rodney. Este tenía el potencial de unificar a las diferentes agrupaciones políticas con el Movimiento de Black Power de Jamaica, incluso la policía secreta de Jamaica y la Sección Especial temían que esta posibilidad se hiciera realidad.

El gobierno finalmente dio el primer paso contra Rodney. A la vuelta de Rodney del Congreso de Escritores Negros de Montreal el 15 de octubre de 1968, fue declarado persona non grata y no se le dejo bajar del avión. El 16 de octubre de 1968, el gremio de estudiantes organizó una marcha de protesta contra la expulsión de Rodney de Jamaica. Sin embargo, las filas de los estudiantes se vieron aumentadas por los residentes de las comunidades de clase trabajadora de la ciudad de Kingston e iniciaron la Rebelión Rodney(También conocida como los Rodney Riots o Rodney Affair – Disturbios Rodney o el Asunto Rodney).

Las masas utilizaron la protesta para comunicar su solidaridad con Rodney y su descontento con que la Jamaica independiente no era capaz de asistirles con prestaciones materiales. [23] Aunque este levantamiento de la juventud desempleada, trabajadores y los trabajadores pobres fue de naturaleza expontánea, representó la primera vez, desde las rebeliones laborales de 1938, que las masas afro-jamaicanas volvieron a escena en la historia, de este modo tan masivo y militante. [24]

El régimen neocolonial en Jamaica aparentemente tenía un compañero de viaje que temía la presencia de Rodney en su territorio. El represivo e ilegítimo régimen de Forber Burnham hizo que el consejo académico de gobernadores de la Universidad de Guyana rechazase una solicitud de trabajo de Rodney, en octubre de 1968. [25] Este profeta de la revolución y la autoemancipación del pueblo no recibió honor ninguno del estado de Jamaica. Por tanto, no fue algo inesperado que este mismo régimen ofreciera la misma alfombra de no bienvenida o repulsión al intelectual afro-guyanés que no consintió sus políticas de división racial de la clase trabajadora guyanesa.

Los elementos de la pequeña burguesía afro-caribeña que capturaron el poder del estado tras la independencia temían mortalmente a este intelectual revolucionario que fraternizaba sin reservas con la clase trabajadora y llevó un análisis materialista a su experiencia de racismo antiafricano, dominación social y explotación capitalista. El racismo y el capitalismo son grandes objetivos para Rodney por el modo en que impactan en las vidas africanas.

Si el activismo político de Rodney hubiera tenido lugar a mediados de los 80 y después, hubiera puesto en el centro de su visión del mundo un interrogante explícito sobre la explotación patriarcal de las mujeres. Basándonos en su creencia en situar el análisis y la prescripción social en el contexto objetivo de la sociedad local, su feminismo hubiera tenido un poderoso acento caribeño y hubiera sido relevante para las vidas de las mujeres de clase trabajadora. Este comentario no debe ser tomado como un indicador de que Rodney carecía de conciencia sobre las diferencias de género y el estatus de las mujeres africanas en los anales de la historia, porque verdaderamente, ese no era el caso. [26]

El argumento que se plantea aquí es que el género, el patriarcado y el feminismo nunca tuvieron en los análisis políticos de Rodney el rol central que tuvieron la raza, la supremacía blanca y el panafricanismo, junto con la clase, el capitalismo y el imperialismo. Las políticas de género eran un extra en su representación de cómo hacer la revolución. El biógrafo político de Rodney, Rupert Lewis ofrece una explicación para su posición en cuanto al género: “En el área del género los rastafaris así como los radicales negros, incluido Rodney, en diferentes modos, aceptaban los valores tradicionales [patriarcales]”. [27]

Rodney vuelve a la Universidad de Dar es Salaam

Rodney tuvo la suerte de retomar su carrera académica en las filas de un profesor titular en la Universidad de Dar es Salaam, en 1969. Fue un participante activo y contribuidor importante al activismo teórico en la universidad, que tuvo lugar en el contexto de la Declaración de Arusha del régimen de Julius Nyerere. Este documento político y el programa de desarrollo Ujamaa fueron intentos de seguir el camino hacia el socialismo que el régimen de Tanzania asegura que estaba enraizado en los valores, historia y sensibilidades de las sociedad tanzana.

Tanzania es el lugar donde Rodney investigó y escribió su conocido libro “Cómo Europa Subdesarrolló África” que trata sobre el desarrollo de Europa y la dominación del sistema de comercio internacional, la contribución de África al desarrollo de Europa, la distorsión que hace el capitalismo de la trayectoria de desarrollo de África, la fuente de desarrollo y de subdesarrollo, la participación y el rol de las clases privilegiadas en la explotación de África por parte de Europa y la educación como instrumento de subdesarrollo. [28] África y los caribeños todavía están atrapados en una relación económica y política desfavorable con el capitalismo y el imperialismo occidental, lo cual facilita su continuado subdesarrollo. Rodney no escatimó ni una palabra en la solución para el desarrollo africano y caribeño, que está basada en la necesidad de deshacerse del capitalismo y abrazar el socialismo.[29]

 

Rodney vio la universidad como un lugar desde el que explorar y desarrollar ideas que avanzarían desarrollos revolucionarios en Tanzania. Comparte su experiencia en la universidad:

“Esa era la situación en Tanzania. Brevemente, significa que podíamos enseñar y desarrollar ideas científicas socialistas, teniendo en cuenta que cuando yo digo “nosotros”, quiero decir camaradas como yo mismo, gente de mi misma mentalidad, porque éramos parte de una comunidad y eso era muy importante. Es extremadamente difícil desarrollar cualquier idea en aislamiento y la clase de trabajo que salía de Dar es Salaam tenía una cierta calidad colectiva sobre ello. Puede que hubiera solo unos cuantos individuos, pero sin embargo era una comunidad que estaba operativa. Teníamos un cierto grado de libertad que era mayor que el que se otorgaba a los académicos en la mayor parte del Tercer Mundo. Eso nos permitía ampliar ideas científicas socialistas dentro de un marco político que no apoyaba necesariamente esas ideas, pero no era represivo en ningún sentido abierto”.[30]

Rodney fue un participante activo y colaborador fundamental en el desarrollo de la Escuela de Dar es Salaam, en la universidad de Dar es Salaam, y su dirección intelectual y política crítica e interrogativa, ofrecía una visión radical del subdesarrollo capitalista, de la opresión y la liberación de las clases trabajadoras, desvinculando del sistema económico internacional, la esclavitud y África, y el proceso de desarrollo de clase en África. [31] Rodney y la Escuela de Dar es Salaam estaban comprometidos con hacer relevante la educación y preparación de los estudiantes para los objetivos del socialismo y la autosuficiencia -fines que, en principio, eran congruentes con la Declaración de Arusha del estado de Tanzania y el programa de desarrollo Ujamaa.

A pesar de la integración de Rodney en la comunidad académica de Tanzania, la influencia que ejercía entre los estudiantes y sus colegas, y la contribución educacional más allá del campus, él sentía que podía ser capaz de hacer su mejor contribución a la lucha por la liberación en el Caribe en general y en Guyana en particular. Su estatus como no ciudadano era una limitación política sobre el nivel de implicación que podía ejercer en la política tanzana y su experiencia en Jamaica probablemente influyó en su sensibilidad sobre este asunto. Sin embargo, los retos culturales de no estar plenamente familiarizado con la lengua, las costumbres y los hábitos de las masas fueron los factores decisivos. Según Rodney, “…es literalmente tarea de toda una vida dominar ese idioma y después dominar el nivel más alto de percepción que normalmente hay en una cultura”. [32] Se marchó de Tanzania en 1974 con la expectativa de continuar su carrera académica y activismo en su tierra natal, Guyana.

Rodney, de vuelta en casa, el Caribe

La victimización política en el campo del empleo fue la bienvenida que tuvo Rodney a su vuelta a Guyana, en agosto de 1974. Había solicitado un puesto vacante de profesor de Historia en la universidad de Guyana, y el comité de nombramiento académico tomó la decisión de ofrecer el trabajo a Rodney. Él dijo que “Ahora es de sobra conocido que mi nombramiento fue aprobado por los canales académicos regulares, y después fue desautorizado por supuestas razones políticas”. [33] La Junta de gobernadores de la universidad bajo la influencia del régimen de Burnham rechazó la decisión del Comité de ofrecer a Rodney la vacante del puesto de profesor y la jefatura del Departamento de Historia. [34]

Los enemigos de la transformación social no se resisten a imponer sanciones económicas como la denegación de un trabajo como modo de castigar a los descontentos sociales o los revolucionarios. Rodney no tuvo una fuente de ingresos estable o fiable desde que volvió en agosto de 1974 hasta su asesinato el 13 de junio de 1980. El represor régimen de Burnham lanzó un proverbial disparo de advertencia con esta acción. En todos los sentidos, el régimen comunicó a Rodney que ahora era un hombre marcado. El Congreso Nacional del Pueblo (PNC) de Burnham reprimía a las fuerzas progresivas en el país, mientras que se presentaba como un régimen anticapitalista en casa y antiimperialista en el exterior. Rodney denominaba esta postura política “Pseudosocialismo”. [35]

La retórica anti imperialista, la extensa propiedad estatal de la economía y la declaración constitucional, además de el nombrar al país como la “República Cooperativa Socialista de Guyana” por parte del régimen de Burnham engañó a mucha gente para que creyera que estaba ante un partido gobernante progresista o radical que seguía el camino socialista. [36] Sin embargo, en 1974 cuatro organizaciones de izquierda (la Asociación Revolucionaria Política India, el Partido de los Trabajadores de la Vanguardia (Marxista-Leninista), la Sociedad Africana de Relaciones Culturales con África Independiente y Ratoon, formación en la Universidad de Guyana) crearon formalmente la Working People’s Alliance, WPA (Alianza de los Trabajadores) para luchar de modo efectivo por una sociedad que promueva y proteja los derechos humanos, los intereses económicos y la participación de la clase trabajadora, la propiedad y el control por parte del pueblo de los recursos productivos, el internacionalismo y la solidaridad para los oprimidos, y el “auténtico poder multirracial de la clase trabajadora, expresado ​​en formas organizativas que garanticen la naturaleza de este poder”.[37]

Rodney llevó a cabo su debida diligencia de las organizaciones que estaban operativas en Guyana y seleccionó la WPA como la formación política que libraría la lucha por la transformación social. [38] La WPA llevó a cabo una enérgica campaña de oposición y no cooperación con el autoritario régimen de Burnham y se implicó en la educación y movilización de la gente para el cambio político. El régimen usó la represión política contra los activistas y líderes de la WPA, incluyendo los asesinatos, la victimización económica y el lanzamiento de acusaciones falsas de provocar incendios.

A pesar de la acción de la WPA de establecer un principio y práctica del liderazgo colectivo, Rodney era considerado por la gente como el líder “en la lucha contra la dictadura”. [39] El gobierno de Burnham veía a la WPA y a Rodney como una amenaza a su estabilidad. Su trabajo de agitación y movilización por la justicia y la llamada a la unidad de la clase trabajadora de las Indias y de África puso al Estado a la defensiva. Rodney no rehusó el hacer este trabajo de oposición a pesar del peligro para sí mismo. [40] Rodney fue asesinado en 13 de junio de 1980 y el régimen de Burnham eliminó de escena a este revolucionario en la historia.

Pensamientos de conclusión

Walter Rodney ha demostrado a través del pensamiento y la acción que no es inevitable para los intelectuales unirse a los sistemas de opresión y usar su conocimiento y aptitudes para perpetuar la explotación. Ellos tienen la opción de cometer “suicidio de clase”. Rodney apeló a la intelectualidad a que usase su conocimiento y aptitudes para desafiar y socavar las mentiras y prejuicios del imperialismo y el racismo diseminados sobre el pueblo, a que se extendieran más allá de las fronteras disciplinarias y liquidasen los “mitos sociales” de “oficialidad” que se ofrece a la sociedad, y a que se sumergieran en la lucha del pueblo por la liberación. [41]

Los intelectuales progresistas o radicales no deberían confinar su contribución al terreno académico. Deben convertirse en miembros de las organizaciones de movimientos sociales y trabajar con el pueblo en la construcción de su capacidad para la autoorganización o la auto emancipación. Son los oprimidos los responsables de liberarse a sí mismos. Si la liberación es concebida, dirigida y ejecutada por los usurpadores-vanguardias del pueblo y su lucha, el pueblo terminará con nuevos amos a la mañana siguiente del “éxito” de la revolución.

Rodney ha afirmado la posibilidad de comprometerse con un trabajo intelectual dirigido a la lucha por la emancipación, mientras que se toma parte en el llamado proceso de realización de una sociedad sin clases, sin estados y auto-organizada. Las clases trabajadoras de todo el mundo se han quedado paralizadas mirando fijamente al giro neoliberal capitalista aparentemente inexpugnable e incuestionable y el cuento de que no hay alternativa al capitalismo y el imperialismo.

Sin embargo, Rodney probablemente hubiera aconsejado a los activistas políticos que tuvieran “confianza en que nuestro pueblo [las clases trabajadoras] tiene la capacidad de manejar su propia situación”. Por tanto, el trabajo de organizarse con el pueblo y armarlo con conocimiento, habilidades y aptitudes para la auto-emancipación deber ser una prioridad y debe llevarse a cabo. Los oprimidos solo tienen una opción, crear programas contra-hegemónicos, proyectos e instituciones hoy que representen las expresiones embrionarias de la sociedad liberada que pretendemos crear mañana.

 

Ajamu Nangwaya

* El doctor Ajamu Nangwaya es organizador, escritor y profesor en la universidad de las Indias Occidentales.

 

Notas/Citas:

[1] Citado en Winston McGowan, “Walter Rodney the Historian” The Journal of Caribbean History, 39, 2 (2005): 129.

[2] Rhoda Reddock, “Radical Caribbean social thought: Race, class identity and the postcolonial nation,” Current Sociology, 64, 4 (2014):1-19. El artículo proporciona una muy buena cobertura de la Tradición Radical Caribeña de compromiso intelectual y político-social. El Género está centrado en la exploración de este marco político radical y la práctica.

[3] Walter Rodney, Walter Rodney Speaks: The Making of an African Intellectual, (Trenton, New Jersey: Africa World Press, 1990), 19.

[4] Karl Marx, Theses on Feuerbach, Marxist.org, Recuperada de https://www.marxists.org/archive/marx/works/1845/theses/engels.htm

[5] Ibid., 1.

[6] Alex Dupuy, “Race and Class in the Postcolonial Caribbean: The Views of Walter Rodney,” Latin American Perspectives, 23, 2 (1996): 109.

[7] David Hinds, Review of Walter Rodney’s Intellectual and Political Thought by Rupert Charles Lewis, The Black Scholar, 32, 2 (2002): 47-48.

[8] Ibid., 9.

[9] Ibid., 6-7.

[10] McGowan, “Walter Rodney,” 126.

[11] Rupert Lewis, Walter Rodney’s Intellectual and Political Thought, (Kingston, Jamaica: The Press University of the West Indies, 1998), 20.

[12] Michael O. West, “Walter Rodney and Black Power: Jamaican Intelligence and US Diplomacy,” African Journal of Criminology and Justice Studies, 1, 2 (2005): 5-8.

[13] Ibid., 49, McGowan, “Walter Rodney,” 129.

[14] Lewis, Walter Rodney’s Intellectual, 50-52.

[15] Walter Rodney citado en “Walter Rodney: The Historian as Spokesperson for Historical Forces”, de Emmanuel Wallerstein, American Ethnologist, 13, 2 (1986): 333. La cita proviene del libro de Rodney A History of the Upper Guinea Coast, 1545-1800.

[16] Rodney, Walter Rodney Speaks, 28.

[17] Uno puede hacerse una idea del tono y tenor del activismo de educación política de Walter Rodney dentro y fuera del campus leyendo los discursos en su libro The Groundings with my Brothers (Chicago: Research Associates, 1990 [1969]).

[18] Rodney, The Groundings, 31.

[19] Ibid., 31-32.

[20] Obika Gray, Radicalism and Social Change in Jamaica, 1960-1972, (Knoxville, The University of Tennessee Press, 1991), 129-132.

[21] Horace Campbell, Rasta and Resistance: From Marcus Garvey to Walter Rodney, (Trenton, New Jersey: Africa World, 1987), 129.

[22] Gray, Radicalism and Social Change, 118-23.

[23] Panfleto de Rupert Lewis Walter Rodney: 1968, (Kingston, Jamaica: Canoe Press, 1994) es una excelente descripción y análisis de las fuerzas que se fusionaron en la Rebelión de Rodney. También proporciona al lector una buena cobertura de las actividades de Rodney en Jamaica en 1968 y por qué el régimen temía el trabajo que estaba haciendo el intelectual revolucionario al ayudar a incitar al desarrollo del Movimiento del Black Power en Jamaica.

[24] Trevor A. Campbell, “The Making of an Organic Intellectual: Walter Rodney (1942-1980),” Latin American Perspectives, 8, 1 (1981): 55.

[25] Eusi Kwayana, Walter Rodney, (Georgetown, Guyana: Working People’s Alliance, 1988), 5.

[26] Lewis, Walter Rodney’s Intellectual, 52, 82-83 – nota 6.

[27] Ibid., 106.

[28] Walter Rodney, How Europe Underdeveloped Africa, (Washington, D.C.: Howard University Press, 1974), 75-90, 103-13, 239-261.

[29] McGowan, “Walter Rodney,” 128.

[30] Rodney, Walter Rodney Speaks, 38.

[31] Horace Campbell, “The Impact of Walter Rodney and Progressive Scholars on the Dar es Salaam School,” Social and Economic Studies, 40, 2 (1991), 101, 109-12.

[32] Rodney, Walter Rodney Speaks, 44.

[33] Citado en Lewis, Walter Rodney’s Intellectual, 185.

[34] Kwayana, Walter Rodney, 5.

[35] Lewis, Walter Rodney’s Intellectual, 211-12.

[36] Yolamu R. Barongo, Walter Rodney and the Current Revolutionary Struggle in the Caribbean, Ufahamu: A Journal of African Studies, 12, 1 (1982), 100-02.

[37] Nigel Westmaas, “1968 and the Social and Political Foundations of the “New Politics” in Guyana,” Caribbean Studies, 37, 2 (2009): 121.

[38] Kwayana, Walter Rodney, 8.

[39] Ibid., 20.

[40] Campbell, “Organic Intellectual,” 61; James Petras, “A Death in Guyana Has Meaning for Third World,” Latin American Perspectives, 8, 1 (1981): 47-48.

[41] Rodney, The Groundings, 62-63.

Fuente: Pambazuka News, Dr. Walter Rodney: Revolutionary intellectual, socialist, Pan-Africanist and historian, publicado el 20 de octubre de 2016.

Traducido para Umoya por Rosa Moro


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela